Uso de feromonas durante la contingencia

MVZ EMCV (EC) Aline Ixtab Morales Estrada, MVZ EMCV (EC) Alejandro Pérez Castañeda, Especialistas en Etología Clínica

¿Alguna vez has escuchado que el olfato del perro y el gato equivale a nuestra vista, o incluso que supera al nuestro?

En efecto: el olfato en ambas especies es esencial para poder reconocerse, saber el estado emocional del otro, identificar su espacio, así como a los integrantes de su hogar y sentirse seguros en su ambiente. En el caso de los gatos, tienen un olfato inferior al de los perros (pero superior al del humano), además producen una memoria olfativa, es decir, saben diferenciar a los mininos que forman parte de su hogar, de los desconocidos.

\"\"

¿Olor es igual a feromona?

No todo lo que capta su olfato se dirige a la misma zona interna, por eso las feromonas no son un simple olor, sino que son capaces de “abrir” una puerta, que es el órgano vomeronasal (OVN) y así unirse a sus receptores.

Cómo se captan

Para lograrlo algunos animales realizan una conducta llamada reflejo de Flehmen. En el caso de mininos y caninos esta conducta no es tan clara, ya que apenas podrás observar un mínimo levantamiento del labio superior, jadeo, notar que arrugan la nariz y un movimiento de lengua, esto durante la exploración de heces, orina o sangre.

\"\"

¿Mi perro o gato poseen feromonas?

En canes se conoce la feromona apaciguadora, la cual secretan de forma natural las madres lactantes y que es absorbida por los cachorros a través de su OVN, el cual la lleva desde su nariz hasta el cerebro para crear una respuesta de calma. En mininos se han podido identificar cinco feromonas faciales, sin embargo, sólo se conoce la función de tres, las cuales se relacionan con el marcaje territorial y para intercambios sociales.

Cómo funcionan

Los gatos suelen frotar su cara en sus lugares favoritos, depositando así una feromona llamada F3, la cual les ayuda a relajarse al dejar un olor familiar en diversos lugares u objetos, como diciendo “esto es mío y forma parte de mi hogar”. Sin duda ayuda a que no se encuentren en un constante estrés y se sientan confiados con su medio ambiente. Poseen otra feromona muy importante, que es la F4, la cual utilizan cuando conviven con otro compañero felino, un perro o con su humano. Su función es reconocer a los miembros de su familia y así evitar agresión hacia ellos.

Como sirve para detectar si hay un integrante nuevo dentro del hogar, debes tener cuidado, ya que no estará contento de compartir su espacio y objetos con alguien desconocido y podría provocarle un estado de ansiedad muy alto. Otra zona donde pueden producir feromonas de alarma es en sus patas, justo en sus huellitas, y o notas cuando tu michi rasca; es para dejar una señal visual en una zona vertical, lo cual puede enfadarte mucho si lo hace en muebles o paredes.

\"\"

¿Existen productos con esta feromona?

Sí, hay feromonas que fueron sintetizadas y llevadas a diversas presentaciones (difusor, atomizador, collar). Para perros se encuentra la feromona apaciguadora canina en tres presentaciones, mientras que en gatos puedes encontrar productos con cada feromona en dos presentaciones (difusor y atomizador). Y cada producto está indicado para una determinada situación, por lo que es importante que antes de adquirir alguno te asesores con un etólogo clínico para que te oriente mejor.

¿Se recomienda su uso durante esta cuarentena?

A todos nos ha afectado la situación actual. Incluso para las mascotas la contingencia ha sido un reto en donde han vivido cambios en su rutina diaria (disminución de horarios de paseos, cambios en sus horas de descanso, entre otros), o en el ambiente social (presencia de gente). Incluso algunos pueden sufrir un cambio en su ambiente físico por el trabajo en casa y esto puede ocasionarles estados emocionales negativos (ansiedad o miedo), los cuales se pueden hacer evidentes al presentar conductas de destrucción, deambulación, depresión, búsqueda de atención, cambios en su apetito, u orina y heces en sitios no deseados.

Una manera de mitigar esto es mediante el uso de las feromonas, las cuales han demostrado tener un efecto positivo en perros y gatos, sin importar sexo, edad o raza, induciendo cambios en su estado emocional, así como mejorando su reacción ante situaciones estresantes.

Si tienes un minino ayudará a mejorar la relación con los integrantes de la familia (animales o humanos) y promoverá que su ambiente se vuelva armonioso, aun con la presencia de personas. Y algo más: las feromonas son específicas para cada especie, así que no te preocupes por si las captarás o si tu michi capte las de los canes (y viceversa).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *