Un chihuahueño y una paloma tienen una amistad de apoyo mutuo

Lundy y Herman son un chihuahueño y una paloma que han enternecido a todo el mundo con su increíble amistad.

La Fundación Mia Basis compartió la tierna historia detrás de estos inseparables amigos.

Una historia que los unió

El perrito Lundy fue encontrado en la calle de Nueva York con problemas para caminar; nació con una lesión en sus patitas traseras y no puede andar como los demás perritos. Fue recogido por un trabajador de la Mia Fundation, una organización de rescate animal, que lo acogió en las instalaciones de la misma.

Ahí conoció a Herman, una paloma que no puede volar y que lo recibió como su propio hijo y se ocupó de él.

\"\"

La paloma visita la cama del perro como si fuera su nido, se echa encima de él para darle calor y lo acaricia con su cuello. ¡Ambos se volvieron inseparables!

Pronto sus imágenes se volvieron virales y la gente se entusiasmó por la pareja, al grado que muchos han buscado adoptarlos y las donaciones voluntarias se incrementaron.

Otra gran noticia es que con los avances en la recuperación del chihuahueño es muy posible que logre caminar con apoyo de una silla de ruedas. y Herman seguro estará ahí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *