“Sin compra no hay venta”, una campaña contra el tráfico de loros silvestres

Inicia la temporada reproductiva de loros, pericos y guacamayas en Yucatán, lo que siempre preocupa a las asociaciones protectoras de animales, ya que la captura y venta ilegal se dispara.

Es por ello que Proyecto Santa María -y otras nueve asociaciones mexicanas- presentan la campaña “No compres loros silvestres” con la cual buscan concientizar a la sociedad sobre las consecuencias del tráfico ilegal de estas especies.

La iniciativa ofrecerá material audiovisual -videos, posters y spots- en español y en lengua maya, buscando llegar a comunidades estratégicas a fin de inhibir esta actividad. Dicho material estará enfocado al público infantil, pues se trata de un grupo utilizado para la sustracción y el comercio, al ser inimputables.

\"\"

Educar para evitar la compra-venta

“Esta campaña va dirigida a inhibir el tráfico y comercio de fauna y en particular de loros silvestres en México. Mediante la sensibilización de la ciudadanía, que la mayoría de las veces desconoce los procesos y motivación de estas actividades que están causando la extinción especies de fauna silvestre en México”.

Vanessa Martínez, directora del Proyecto. 

Con esta iniciativa se espera motivar a las autoridades ambientales a tomar medidas y escuchar las voces que piden acciones concretas, en un tema que en el mejor de losc asos, es minimizado.

\”Muchos de los decomisos de fauna en el país son producto de acciones fortuitas y no de investigaciones serias que permitan la desarticulación de estas redes de tráfico ilegal\”, apuntó la experta.

Si no hay comprador, no hay venta

El video que apoya la campaña explica que el tráfico de fauna silvestre protegida en México es un delito que involucra la extracción, acopio, transporte, comercialización y posesión de especies. Es considerado un delito federal cuya pena puede agravarse si se trata de especies enlistadas en una Norma Oficial Mexicana. 

Pese a lo anterior, miles de personas en todo México han comprado uno de mascota con algún traficante de fauna local, sin informarse de cómo cuidarlos.

“Los decomisos, lejos de ser un triunfo, evidencian el fracaso de las estrategias para la protección de nuestra fauna. Por ejemplo, la ley mexicana prohíbe la tenencia de loros; y en teoría, debería castigar severamente su tráfico”, aseveraron.

\"\"

Con el hecho de adquirirlos, formas parte

Al comprarlos no se está rescatando al animal, aclararon, sino se convierten en cómplices financiando este cruel e ilegal negocio, para que la próxima vez quieran vender dos, en vez de uno.

“Lo que los traficantes no dicen, es que han tenido que arrancarle esa cría a su madre, quizás matándola; o que han talado un árbol para saquear su nido. No te dicen que ocho de cada diez loros mueren en el proceso. Tampoco explican las terribles condiciones en las que son capturados, escondidos y transportados; lo que provoca que mueran por hambre, asfixia o estrés. Si sobreviven, serán forzados a vivir fuera de su hábitat por el resto de sus vidas”, condenaron.

Actualmente la venta ilegal de animales se realiza fuertemente en internet, en grupos cerrados de Facebook y otras formas de publicaciones no reguladas; y peor aún, ignoradas por las autoridades.

“Tu dinero podría estar motivando el aumento en el tráfico de animales en México, por favor no compres fauna silvestre. Si las estrategias del gobierno para proteger a la fauna están fracasando o no existen; hagámoslo nosotros. Sin compra no hay venta”, concluyen.

Con información de La Jornada Maya

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *