4 razones por las que tu michi no debe salir de casa

Erika Anaí Flores Serrano

Puede parecer inofensivo dejar que tu pequeño salga de casa de forma regular a dar la vuelta por la colonia… pero en realidad se expone más de lo que imaginas. ¿Sabes cuáles son los riesgos a los que se enfrenta al salir de casa? De eso hablaremos hoy.

\"\"

Embarazos no deseados

La esterilización es una demostración de cuánto amas a tu gatito, y en general a los seres vivos. Se calcula que una gata puede tener de dos a tres camadas al año con unos cuatro o cinco bebés por camada. ¿Cuántos de ellos lograrán tener una familia que los quiera y los proteja? ¿Cuántos tendrán un destino desgraciado? Además, al igual que nosotros, ellos también pueden contraer enfermedades de transmisión sexual, y esterilizarlos es una forma de protegerlos.

Peleas

A diferencia de los gatos ferales, los domésticos no saben defenderse y ello los hace susceptibles a sufrir ataques en la calle, ya sea por otros animales o por mininos que se sienten intimidados ante la presencia de otro en su territorio. Las peleas generan heridas que pueden ser focos de infección y enfermedades como el Sida felino, que se puede transmitir por mordeduras. Y en una pelea tu michi puede tener secuelas neurológicas por algún golpe.

\"\"

Pulgas y garrapatas

Se transmiten mediante el contacto con animales infestados o el entorno que los rodea, y proliferan principalmente durante el verano, pero no por eso tu gatito está exento de su presencia en otro momento del año. Si además tiene piel sensible o alergia a la picadura de pulga, se le puede caer el pelo o puede presentar pequeñas heridas en su piel.

Las garrapatas son aún más dañinas, ya que no sólo producen comezón, sino se alimentan de su sangre y pueden transmitirle otro tipo de enfermedades como Lyme, tularemia, anemia infecciosa felina o ehrlichiosis. Y si no son retiradas a tiempo, pueden provocar cuadros de anemia, parálisis o intoxicación.

\"\"

Parásitos intestinales

Los gatos de exteriores se exponen a varias enfermedades y, en consecuencia, su esperanza de vida es más corta. Algunos signos relacionados con una infestación de parásitos son: diarrea, sangre en heces y vómito. El parásito más común es la lombriz redonda, vive en su intestino y se contagia mediante el contacto con heces contaminadas. Otros parásitos populares son los anquilostomas, que pueden provocar hemorragias y anemia. Además son causantes de zoonosis, es decir, pueden transmitirse a humanos.

¿Preocupante, no? Entonces… ¿cómo evito que mi michi salga y le pase esto? Los gatos son cazadores y son territoriales, por lo que es normal que el tuyo quiera salir. La mejor forma de mantenerlo cerca y seguro es con actividades que lo mantengan entretenido y le permitan liberar su exceso de energía, como juguetes, rascadores o espacios diseñados para saltar, como repisas en la casa.

También dale su espacio, aliméntalo adecuadamente, esterilízalo para evitar su necesidad de salir en búsqueda de una pareja y, ¿por qué no?, puedes buscarle un compañero gatuno para que jueguen juntos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *