¿Qué tipo de tutor eres?

Elena Díaz

Existe el dicho popular que dice que los perros se parecen a su dueño pero, ¿será cierto? Quizá encajes en más de uno de estos estilos.

\"\"

Si bien suele afirmarse lo anterior, la verdad es que quienes somos responsables de un animalito cada vez más tenemos más rasgos que pueden caer en ciertos estereotipos. Y es que el agregar un integrante a la familia nos permite adentrarnos en un mundo distinto.

En mi caso, cuando rescaté a mi primera perrita callejera para quedármela, comprendí mucho sobre las necesidades e instintos de los animales, y además fue la oportunidad para conocer a más gente que los defiende y lucha por sus derechos. Fue a partir de ahí que me di a la tarea de hacer esta simpática lista de los tipos de tutores. ¿Cuál eres tú?

\"\"

El altruista

Ama y quiere adoptar o ayudar a todos los callejeritos, aunque ya tenga los propios. De hecho, siempre tiene uno en hogar temporal, el que cuida mientras la amiga va de viaje, el que está delicado de salud, el viejito, el que tiene problemas de comportamiento y ¡aun así quiere ayudar al que se encuentre! A veces se mete en problemas porque quiere agarrar al perrito que andaba solito por la calle… y emprende la graciosa huida cuando el tutor aparece. ¡Ojo! No me refiero al que es acumulador, sino a aquel rescatista que siempre da un poquito más de sí y sabe hasta dónde puede ayudar.

¿Qué más incluye? Siempre lo verás con una correa extra, una bolsita de premios y algunos volantes sobre adopción de perros y gatos. También mucho sudor en la frente (y hasta algunos arañazos en los brazos). Si eres su amigo, quizá pueda platicarte sus aventuras de rescates al fuego lento de una fogata o con un café de por medio.

\"\"

El cool

A este lo distinguirás por su forma elegante y moderna de vestir. Su actitud denota un alto sentido y gusto por la moda: le encantan los colores y estampados en tendencia. No importa que sean las 6 am o las 9 pm, en cualquier momento lo verás con lo más trendy, hasta con la ropa de dormir más cool. (Estoy segura de que pensaste que soy un poquito mirona… y así es, je je je). 

¿Qué más incluye? En cuanto lo mires, te percatarás de que el peludo luce tan fashion como el dueño. Son tan parecidos uno al otro porque portarán botitas con estampados, impermeables coloridos, collares y cadenas con pedrería, termos y platos muy sofisticados y claro, un pelo brillante e impecable.

\"\"

El fitness

A tutor lo identificas porque parece que siempre está hablando solo, pero en realidad está contando sus series de ejercicios matutinos. Además se anima a sí mismo y a su perrito. Por eso pensarás que te habla cuando en realidad susurra para sí: “1, 2 y 3, ¡vamos!, ¡sí se puede!”. Este peculiar dueño es de los que se llevan de viaje al perro, se lanzan con él en paracaídas y lo llevan a correr muy tempranito. Parece que están conectados o fueron hechos el uno para el otro, porque ambos lo disfrutan y lo pasan increíble.

¿Qué más incluye? Esta persona luce fresca y limpiecita, pues lleva toda una rutina para dar su primer paseo a su can, el cual andará con su lengüita de fuera y listo para la acción. Y claro, llevará reloj con cronómetro, audífonos y música a gran volumen. No sé a ti, pero dentro de mí suena la canción “The eye of the tiger”.

\"\"

El naturista

Se trata de alguien que gusta mirar el horizonte. Permanece pensativo y reflexivo, mientras su canito sólo mira cómo juegan y corren los demás. Es digno de ser modelo para una pintura o escultura, porque está quietecito.Disfruta de lospaseos sencillos para admirar la naturaleza y mirar a los demás. Tanto perro y dueño son de los que desaparecen en un parpadeo, pues son silenciosos.

¿Qué más incluye? “El tranquilito” sale con pantuflas tipo garra de oso, batita a cuadros y un cabello desaliñado junto a un perrito de ojos chiquitos (y hasta con lagañas incluidas), que sólo sale a dar una vuelta… y regresa a casa con suéter con forro de tela tipo borrega (si lo acaricias, notarás que siempre está calentito). Dichosos ellos.

\"\"

El responsable

Sin dudarlo recoge las heces de su perro (usa bolsitas biodegradables), siempre lo lleva con correa y se sabe (¡de memoria!) los artículos del reglamento del parque perruno. Es atento y servicial con los demás porque, en cada oportunidad, los invita a adoptar, a proteger a los que no tienen dueño, y a conservar un ambiente limpio y respetuoso para todos. Incluso tiene su directorio lleno de teléfonos de veterinarios, protectores de animales (y hasta de la Profepa, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente).

¿Qué más incluye? Siempre trae cosas de más: bolsas, correas, cobijas, dos celulares y unos tres perritos (uno adoptado, otro rescatado de una situación delicada y uno en busca de familia). Sin duda, es inspiración de muchos.

\"\"

El sociable

Es gran generador de conversaciones, pues siempre socializa… primeramente, con tu perrito. Después te pregunta: “¿cómo se llama? (tu canito), “¿cómo se porta?” (de nuevo el perrito), “¿cuántos años tiene?” (obviamente tu peludo). Después platicará contigo y te invitará a fiestas para canes. Este tipo de tutor organiza caminatas en grupo y hasta hace un Face o Instagram de su can, sin contar que crea grupos de Whatsapp para que nadie quede afuera de una próxima reunión.

¿Qué más incluye? ¡Muchos premios!, pues le encanta consentir a los animales ajenos. No se enoja si un peludo le salta encima de su ropa limpia o si por accidente lo muerde, pues te dirá: “¡Así son ellos!”. Por eso lo verás con marcas de huellas y algunos pelos de montones de colores en sus prendas.

Si bien estoy segura que hay más estilos que abordar, tampoco quiero lucir como alguien impertinente (sólo digamos que tengo un alto sentido de observación, je je). En realidad no creo que todos encajemos en uno solo estilo, sino en varios y de manera alternada. Míralos bien y dime si me faltó agregar algún otro estereotipo de tutor.

Te recuerdo que tanto hombres como mujeres podemos ser cualquiera de ellos porque, sin duda, amamos y cuidamos a nuestros animalitos tanto como ellos a nosotros. Finalmente dime, ¿a cuál te pareces o cuál te gustaría ser? (¡Vamos!, dilo sin pena).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *