VIF en gatos ¿Qué es? ¿Cuáles son los cuidados?

M.V.Z. Miguel Ángel López, Pet Food Institute

Es junto con la leucemia felina la enfermedad que más afecta a la población de gatos. No existe una vacuna específica para prevenirla. El causante es el llamado VIF (virus de la inmunodeficiencia felina) y es especifico de los gatos por lo que no se transmite a otras especies animales o a humanos.

El Sida felino es una enfermedad crónica producida por el VIF, este virus actúa destruyendo algunas células del sistema inmune del organismo lo cual ocasiona que el gato adquiera enfermedades crónicas recurrentes al no poder defenderse de ellas; las más comunes son infecciones crónicas de las vías respiratorias altas y del tracto urinario inferior. También se observa pérdida de apetito y peso, fiebre, gingivitis y diarrea.

\"\"

Detección temprana, la clave.

Esta enfermedad no es curable pero detectada a tiempo es controlable y el gato puede llevar una vida adecuada siempre y cuando se le del seguimiento adecuado por medio del dueño y su médico veterinario.

El diagnóstico lo hace el médico veterinario por medio de un kit que detecta la presencia de células de defensa hacia esta enfermedad en la sangre del gato, lo cual indica que es positivo al Sida felino.

La manera en que se contagia es por medio de la saliva o sangre de un gato infectado y no se ha comprobado que sea por vía sexual. Los gatitos pueden adquirirlo de su madre durante la gestación o la lactancia.

La enfermedad puede no presentar síntomas por mucho tiempo y el gato puede ser un simple portador de la enfermedad.

Los gatos que salen constantemente a la calle son los más propensos al contagio

Debido a la conducta territorial de los gatos, es más probable que esta enfermedad afecte a animales que salen regularmente de la casa por lo que se recomienda que se les aplique regularmente la prueba del kit de diagnóstico (al menos una vez al año).  También se recomienda la castración de los gatos machos con el fin de disminuir dicha conducta.

\"\"

Una buena alimentación es necesaria

El tratamiento es específico sobre las infecciones regulares específicas que se presentan y sobre los síntomas.

Es sumamente importante alimentar al gato con una dieta de calidad Premium o Super Premium con el fin de mantenerlo bien nutrido para afrontar dichas infecciones, además, con esta enfermedad es especialmente importante acudir regularmente al médico veterinario.

Una mascota sana es una mascota feliz

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *