Mi gato chupa telas, cobijas y más cosas, ¿debo preocuparme?

MVZ Ruy Baruch Bucio

mvzruy@hotmail.com

“¡Mi gato me deja la ropa como queso gruyere!”, “¡mi michi hace popó de colores!”, “mi gatito dejó la cobija toda babeada”… ¿Te suena conocido? Éstos y otros son comentarios de tutores de gatitos que chupan (o hasta comen) ese tipo de objetos. Seguramente te preguntarás si es normal, si lo tienes que pasar por alto, por qué lo hace y si lo dejará de hacer por sí solo.

Para iniciar, a esta conducta se le conoce como \”succión de telas\” y \”pica\” (cuando comen objetos diversos como plásticos, cartón, metales y más), y claro, no es para nada una conducta normal.

\"\"

El inicio de este problema puede verse en los primeros seis meses de vida, por lo tanto, debes estar alerta de tu gatito, y en caso de que muestre estas conductas, no esperes y busca asesoría con tu veterinario. Si permites que esta conducta continúe, correrás el riesgo de que persista y con el tiempo sea más complicada de tratar; además hay algo muy importante: comer este tipo de objetos puede poner en peligro su vida.

¿Por qué lo hace?

Entre los diversos factores por los cuales puede llegar a desarrollar este problema, se encuentran:

  • Destete muy temprano: gatitos que han sido retirados prematuramente de su madre durante la etapa de lactancia, pueden desarrollar este problema. 
  • Frustración: un ambiente poco enriquecido, tensión social con otros individuos del hogar, o confinamiento.
  • Problemas médicos: ya sean gastrointestinales, dentales, parásitos internos, deficiencias nutricionales, entre otros.
  • Factores genéticos: se ha visto que gatos de razas orientales como Siamés y Burmés, son más propensos a desarrollar este tipo de conductas. 

Un problema nada gracioso…

El consumo de telas, cobijas, ligas, plásticos y hasta metales, resultará peligroso para tu gatito, ya que estos artículos pueden llegar a obstruir su estómago o alguna parte del intestino, generando un sinfín de síntomas como dejar de comer, vómitos, dolor abdominal y otros. En ocasiones llegan a hacer popó con los trozos de tela o aquello que hayan comido, pero otras terminarán en un procedimiento quirúrgico de urgencia.

Es por eso que si detectas que tu gato comienza a succionar telas o comer cosas que no son comestibles, debes acudir con un veterinario especialista en comportamiento; él sabrá darte todas las pautas necesarias para prevenir y tratar problemas conductuales.

¿Qué puedes hacer?

Estos son algunos consejos básicos para aplicar con tu gatito en caso de que muestre o no este problema conductual:

  • Ofrecer de forma novedosa y lúdica su alimento. Toma en cuenta que esta especie debe tener su alimento a libre acceso, las 24 horas. En el mercado existen diversos juguetes interactivos que te pueden ayudar a alimentarlo de manera entretenida (o incluso tú mismo puedes fabricar este tipo de juguetes: ¡intenta un tutorial DIY de la web!).
  • Enriquecimiento ambiental. En los gatos esto es básico, ya que ayuda a prevenir muchos problemas de comportamiento y hace que tengan una mejor calidad de vida.
  • Actividades físicas (juego) y mentales (juguetes interactivos/dispensadores de premios). Esconder alimento dentro de casa promoverá que se mantenga activo tanto física como mentalmente.
  • Generar un ambiente previsible. Esto es, reducir en medida de lo posible todas aquellas situaciones que le puedan generar ansiedad.
  • Ya lo hace ¿qué hago? Entonces procura mantener todas esas cosas fuera de su alcance. Más vale prevenir que lamentar.

¡No lo pienses más! Busca la ayuda de un profesional para que te haga un diagnóstico y le dé un tratamiento específico. Recuerda que esto puede deberse a muchos factores y no existen recetas mágicas para este tipo de problemas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *