Cómo proteger a tu mascota ante la llegada de un huracán

La temporada de huracanes también pone en peligro la seguridad de los animales. Es necesario tener un plan de contingencia, incluso cuando se vive lejos de las costas.

Kit de emergencia

American Kennel Club recomienda una serie de acciones que comienzan por tener a la mano una bolsa para emergencias para mascotas, especialmente perros.

¿Qué debe incluir ese kit?

  • Documentos con detalles del animal: raza, sexo, vacunas.
  • Certificados que demuestren la propiedad de la mascota.
  • Una foto impresa que pueda usar en caso de que se separe de la mascota.
  • Alimentos, agua, premios, medicamentos y bolsas de excremento para usar por unos tres días que puede durar una emergencia.
  • Mantas, juguetes y correas.
\"\"

Plan de acción para proteger mascotas

Si el anuncio de un huracán incluye la necesidad de evacuar, la bolsa de emergencia será el kit que podrás llevar a los refugios habilitados.

Por el contrario, si puede pasar la tormenta en casa, debes considerar otras medidas para mantenerlas seguras:

  1. Contar con suficiente suministro de alimentos, agua y premios.
  2. Tener disponibilidad de juguetes para ayudar con el aburrimiento.
  3. Asegúrate de contar con artículos de limpieza, será peligroso sacar a los perros a hacer sus necesidades.
  4. Tener con un espacio seguro y cómodo para pasar la tormenta con tu mascota.
  5. Mantener a mano medicamentos para la ansiedad si la mascota está tomando por el confinamiento, o incluso remedios naturales que se puedan rociar en la casa para calmarlo. Las mascotas sufren con los truenos y relámpagos, así como lo hacen con los fuegos artificiales.
  6. Ten el kit de emergencia a mano y mantente atento a cualquier llamado de evacuación de emergencia.
\"\"

Las mascotas y los estímulos externos

Seguramente habrá rayos y truenos que desencadenen reacciones de miedo en las mascotas. Especialmente los perros se ven afectados antes estos estímulos por su agudo sentido de la audición.

Te recomendamos lo siguiente, en lo posible de la situación:

  • Resguardarlas en un área conocida, que les brinde seguridad y protección.
  • Reducir las condiciones que representan un riesgo de destrucción, pero también de lesiones para el animal.
  • Brindarles compañía lo pás posible.
  • Consultar con su veterinario sobre algún sedante, sobre todo si su mascota es muy sensible a ruidos menores.
  • Mantener un medio de identificación que sea portado por la mascota y sirva para reconocerlo en caso de extravío.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *