El rescate de mascotas en Beirut

La enorme explosión que devastó Beirut no solo lesionó a miles de personas y destruyó una gran parte de la ciudad, también dejó a muchos animales atrapados o perdidos entre los escombros de la capital libanesa.

Animales Líbano se puso en acción pocas horas después de la explosión. Desde entonces, decenas de voluntarios han trabajado día y noche para rescatar animales. No sólo son perros y gatos, también han encontrado muchos pájaros.

Equipos de búsqueda y rescate del grupo se han desplegado por toda la ciudad, recibiendo cientos de peticiones de propietarios de mascotas que han extraviado a sus compañeros.

https://www.facebook.com/AnimalsLebanon/videos/824332185040397

Una explosión devastadora

La explosión del 4 de agosto en el puerto de Beirut, en donde miles de toneladas de nitrato de amonio se incendiaron, provocó una onda sísmica por varios vecindarios de la ciudad que destruyó miles de departamentos y cubrió las calles con vidrios y escombros. Casi 180 personas murieron y 6.000 resultaron lesionadas; 30 siguen desaparecidas.

La explosión también generó pánico en los animales, haciendo que muchos huyeran de los inmuebles destruidos; otro porcentaje quedó atrapado entre los escombros.

Los voluntarios de Animales Líbano han podido reunir a decenas de mascotas con sus dueños, pero muchos siguen en el albergue del grupo en espera a que sus propietarios los recojan o pidan informes de ellos.

Animalitos heridos por igual

Jason Mier, el director del grupo, explicó que no sólo las mascotas resultaron afectadas por la explosión. Han encontrado cuerpos de palomas, ratas y unos 50 gatos callejeros, atrapados entre los edificios colapsados.

El grupo ha atendido a unos 200 animales desde el incidente y ha reunido a unos 115 gatos con sus dueños. Los perros fueron más fáciles de ubicar los primeros días.

Kamal Khatib, un voluntario en el grupo, se especializa en sacar a los que están atrapados entre los escombros después de que los equipos de búsqueda los encuentran. La explosión, dijo, también ha traumatizado a los animales, lo que complica el rescate.

\"\"

“Incluso el más amigable de los gatos domésticos araña y muerde”, dice. “Definitivamente es muy traumatizante para ellos. En algunos de esos rescates hemos visto que muchos pedían ayuda, lloraban”.

Los rescatistas salen en la noche para buscar mascotas, antes de que las calles se llenen de gente que escarba entre los restos de sus casas o de que excavadoras y otros equipos pesados hagan un ruido ensordecedor, que hace que algunos animales prefieran permanecer escondidos.

\"\"

Las buenas noticias se mantienen

“Tuvimos algunos casos en los que rescatamos un gato y poco después colapsó la construcción”, dijo. “Desde el día de la explosión, quizás hemos subido y bajado más de 300 pisos, buscando en huecos de ascensor, buscando bajo de autos, buscando entre los escombros”.

Para Khatib, son los momentos de alegría los que hacen que todo valga la pena. Como cuando Animales de Beirut sacó a dos pequeños gatos de entre los escombros de un inmueble en donde una familia ya había sido rescatada.

Si te es posible donar: https://www.animalslebanon.org/donate

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *