Lo que dejó la cuarentena en tus mascotas

MVZ Msc Elizardo Valadez Franco, Maestría (Nutrición de perros y gatos) FMVZ-UNAM

La presencia del coronavirus modificó comportamientos y rutinas, como lo refleja una encuesta donde el 73 % admitió haber realizado algún cambio de hábitos (sociales, de salud, de consumo) a partir de la declaratoria de pandemia.

Muchas personas se han visto obligadas a trabajar desde sus hogares, otras a pasar más tiempo ahí, y otras más laboran largas jornadas para tener horarios liberados después. Y esto también afecta a las mascotas.

\"\"

Comportamiento y conducta

Las obligaciones y rutinas de cada día te impedían encontrar tiempo para hacer todas las cosas a sus horas (e ir a dormir pronto), pero esta situación lo ha cambiado por completo. Tus perros y gatos también se vieron muy afectados con tu cambio de rutina, provocando alteraciones en su sueño, alimentación y estado de ánimo.

A lo largo de su vida adquirieron costumbres que fueron difíciles de mantener durante la contingencia, como reducir sus paseos diarios al mínimo. Los horarios de sueño y vigilia fueron alterados ya que no disponían de tiempo para ellos solos. La conducta es un factor importante para saber cómo les afectan estos cambios.

Tu minino, al ser más solitario y territorial, disfruta descansando en lugares cómodos y con poco ruido (lo más probable es que se viera invadida su individualidad); tu canito, en cambio, al verte en casa creyó que estabas a su disposición para jugar o compartir todo el día.

\"\"

Estrés y ansiedad

La Dra. Paola Ledesma, veterinaria y directora del Hospital Veterinario de Favet y de los hospitales de la Red de Atención Veterinaria (RAV) de Chile, menciona: “Las mascotas sienten las emociones. El cambio de tono de nuestra voz es suficiente para que entiendan que estamos molestos, felices, angustiados; también interpretan nuestra expresión corporal o facial.

Esto los hace excelentes compañeros, pero nuestra angustia o miedo los afecta y se ve reflejado en conductas como romper cosas, orinar en lugares inadecuados (…)”. Tus compañeros podrían desarrollar enfermedades asociadas al estrés: problemas urinarios (gatos), alimenticios, ansiedad, obsesión, afectando su estado inmunitario y defensas, predisponiéndolos a contraer infecciones.

Deben estar vacunados y desparasitados para prevenir complicaciones en su salud. Si tienes niños, al tomar a su peludo en brazos o acariciarlo más de la cuenta, pudo propiciar que aquel no responda de la mejor forma o se estrese más en este nuevo estilo de vida. Es importante no reacciones duramente con castigos desmedidos contra tus mascotas, ¡sé empático!

\"\"

Actividad y ejercicio

Si no cuentas con patio, jardín o terraza, tu perro, que estaba acostumbrado a paseos diarios para ejercitarse y hacer del baño, con esta crisis tuviste que reorganizarte y adecuar la rutina a esta nueva vida. Por ejemplo, si salían a pasear dos veces al día, ahora salen al menos una, y en el tiempo del paseo que ya no realizan, juega o comparte con él; incluso adiéstralo.

Enriquece su ambiente con juguetes que se pueden rellenar con comida, construye rascadores para evitar que arañe tus muebles, ¡hay muchos tutoriales DIY en la web!

Si tienes un gato, basta con dedicarle de 10 a 20 minutos de juego tres veces al día; lánzale pelotitas, fabrica una caña con una pluma para que practique la caza. Especialistas en conducta desaconsejan los punteros láser: el no poder atrapar a su presa puede generarles angustia y ansiedad.

Alimentación

También puede haber variaciones en su metabolismo, y con ello, en su apetito. El estrés y la ansiedad quizá haya provocado que coma más (o menos) de lo normal, desencadenando posibles vómitos y diarreas. Los bocados de sobremesa tienden a aumentar en un 20 % la ración diaria, repercutiendo en problemas gastrointestinales.

El sobrepeso y la obesidad pueden implicar diabetes, hipertensión, hiperlipidemia, aumento del colesterol, entre otras. Por eso es muy importante que cuides su alimentación y tengas la suficiente cantidad de alimento en tu hogar: no descuides su dieta para evitar complicaciones. Ojo si debe consumir alimentos de prescripción o tomar medicamentos. Asegúrate de contar con stock suficiente por el tiempo necesario.

Mantén hábitos de higiene, es clave para protegerte a ti y a él en la cuarentena. Durante esta crisis sanitaria habrás experimentado muchos cambios en tus rutinas, tenlo muy en cuenta porque así podrás velar por el bienestar y la salud de los miembros de tu casa. Un estado de ánimo positivo ayudará a la paz física y mental de las familias humanas (y mascotas).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *