Pedicure para tu mascota: corte de uñas

MVZ Leticia Reding Hermosillo, Hospital Veterinario UNAM-Banfield

Mantener las uñas de tu perro va más allá de la estética: es un tema de salud que si lo haces adecuadamente y a tiempo, evitarás varios problemas derivados. Al igual que tú, le crecen las uñas y debes recortarlas. ¿Cada cuánto hacerlo? Esto dependerá del desgaste y el crecimiento de las uñas.

\"\"

Acostúmbralo desde pequeño

El corte de uñas es un motivo de consulta frecuente. Rotura, crecimiento excesivo, sangrado, mal olor, infecciones bacterianas u hongos en uñas, son algunos problemas que pueden presentar perros y gatos.

En caso de lesión de una o varias uñas la exploración suele ser muy difícil, por sentir  incomodidad o dolor agudo. Por ello acostumbra a tu consentido desde cachorro, llevándolo a revisión por lo menos una vez al mes. En casa toca constantemente sus extremidades para que no lo relacione con dolor y durante la consulta la exploración sea normal. 

¿Cuándo debes empezar? No hay una edad determinada, pero hazlo desde cachorro y cuando notes que sus uñas pasan el límite del largo ideal. Cuanto antes lo realices mejor, ya que se acostumbrará y será una actividad normal para él.

\"\"

Tips para el corte de uñas

Es importante conozcas la anatomía y estructura de la uña para no lastimar a tu mascota. Además, algunos perros tienen las uñas blancas y otros oscuras, siendo éstas las más difíciles de cortar, ya que es complicado distinguir las estructuras. Aquí algunos consejos:

1) Ten a la mano el cortaúñas correcto. Hay dos tipos de cortaúñas: la tijera común, para perros medianos y pequeños (las de gatos son más pequeñas); y la tipo guillotina, que tiene un muelle donde se introduce la uña y se sitúa a la altura adecuada para cortar (para perros grandes o uñas gruesas).

2) Identifica cómo harás el corte. Existen dos vasos sanguíneos (arterial y venoso) y un nervio. ¡Recuerda que si recortas estas estructuras puede ser sumamente doloroso!

  • En uñas blancas es fácil detectar la parte color rosa. Haz el corte justo antes de llegar a la irrigación, evitando lastimar por la sensibilidad del nervio o el sangrado por los vasos sanguíneos.
  • ¿Uñas oscuras? Coloca una lámpara paralela para  apreciar hasta dónde llega el nervio y lograr el largo deseado. O corta sólo la punta de la uña. 

3) Maneja la situación. Para evitar que sea traumático o estresante, prémialo y mímalo mientras se deje manejar, ¡no insistas en la sujeción extrema!

  • Usa la tijera en una forma plana, realizando un corte recto, no en diagonal (ve esquema).
  • ¿Comenzó a sangrar? Ten a la mano polvo antihemorrágico especial para perros y pon en la uña. 
  • El corte ideal es aquel en el que estando tu mascota de pie las uñas no toquen el piso, o que no le causen molestia y dificultades para caminar. Aunque es una tarea que puedes hacer en casa, si te resulta difícil de hacer, evita accidentes: que lo haga tu vet, sobre todo si notas alguna afección; él descartará otras causas ajenas al problema por largo excesivo y que necesiten tratamiento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *