¿Qué me dice el lenguaje de su cola?

MVZ Ruy Baruch Bucio, Etología clínica de gatos

La posición o movimiento de cabeza, orejas, pelo, mirada, cola y demás, forma parte del lenguaje corporal de nuestros pequeños mininos, y nos da mucha información en cuanto a su estado emocional. En otras palabras, saber leer todo su cuerpo nos dirá si están felices enojados, tristes, sorprendidos, asustados, o simplemente, relajados.

En esta edición nos enfocaremos al lenguaje de la cola, y así, mediante su observación, podrás identificar lo que te quiere comunicar tu michi, a menos que sea un Bobtail japonés (o Rabón japonés, que se caracteriza por presentar un muñón) o un Manx, que nace sin cola.

\"\"

Cola levantada

Una cola en posición vertical indica que tu gato está feliz, te informa que se siente seguro y confiado de sí mismo. Aunque en ocasiones no está totalmente vertical, sino a veces hace una ligera curvatura en la punta.

Si tienes dos mininos o más y entre ellos se llevan bien, seguramente has notado que cuando se acercan con la colita levantada es muy probable que froten sus cuerpos entre sí; a esto se le conoce como conductas afiliativas, que sirven para reforzar los lazos sociales.

Cola enroscada

Es otra señal de que tu michi se siente contento y es una conducta de interacción social. Al interactuar con otro individuo, ya sea de su misma especie u otra (por ejemplo, humana), habrás advertido que llega a enroscar la cola como si te quisiera abrazar con ella.

Lo que te quiere comunicar con esto es que perteneces a su mismo círculo social (¡eres muy afortunado!), por lo tanto tu presencia le da seguridad y felicidad. Otra forma de ver su cola enroscada es cuando la envuelve alrededor de su propio cuerpo, lo que indica que la está pasando bastante bien, muy relax. Posiblemente has visto a tu peludito hacer esta postura cuando lo ves sentado y “echando el chisme” a través de una ventana.

\"\"

Cola en movimiento (latigazo)

Estoy seguro que has observado esta típica cola que va rápido, de un lado a otro, como si la estuviera latigueando. Hay muchas personas que curiosamente interpretan este movimiento con algo positivo, que incluso les agrada cierta situación, porque quizá les recuerda cuando acarician a un perro y éste mueve la cola de un lado a otro. Pero ¿qué crees?, ni en el perro significa felicidad; lo único que indica es la intensidad de la emoción que siente en ese momento (alegría, enojo, frustración, u otra).

En los gatos, en cambio, este movimiento de cola señala que está sintiendo incomodidad, molestia, frustración, dolor, enojo, en pocas palabras, no la está pasando bien. Así que cuando veas que tu gato mueve así su cola mientras lo acaricias… déjalo en paz, posiblemente te va a morder o arañar.

Cola en movimiento (sutil)

Una cola con movimiento ligero refleja relajación: está concentrado en decidir si se irá a tomar una siesta, “echar el chisme”, jugar, pedirte apapachos, comer, o cualquier cosa que desee.

\"\"

Cola erizada

Ver una cola así señala que tiene miedo. El objetivo de hacerlo es para mostrarse más grande y aparentar ser más amenazador hacia aquello que le genere ese temor. La posición aquí puede variar mucho, ya que la puede colocar en vertical, esconder entre las patas, ponerla en una posición baja, mostrarla como el típico gato de Halloween, en fin; todo esto dependerá de su grado de turbación y la amenaza que esté presente en ese momento.

Saber lo que tu minino te quiere informar es crucial para que exista una buena relación, pero esto a veces resulta complicado, ya que el lenguaje corporal de los gatos puede ser complejo y difícil de interpretar.

Por eso es muy importante ver todo el contexto en el cual se está dando la interacción (comunicación), leer no solamente la cola, sino también todo su cuerpo (ojos, orejas, vocalizaciones) y de esta forma poder interpretar de forma correcta lo que en realidad te comunica tu pequeño peludo.

Recuerda que si tienes dudas sobre el comportamiento de tus gatos, no dudes en acercarte a un veterinario especializado en etología clínica.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *