Juguetes perfectos para tu mejor amigo

A los perros les encanta jugar, tanto con sus dueños como solos. ¡El juego es una importante oportunidad de ejercitarse, disfrutar de estimulación mental, crear vínculos su familia e incluso para entrenar! Por lo tanto, asegurarse de que tiene los juguetes adecuados para perros es esencial para su disfrute y seguridad. Los juguetes diseñados para morder son excelentes para que tu cachorro libere su instinto de morder, además prevén que tu cachorro muerda objetos no permitidos como zapatos o las patas de la mesita de café.

\"\"

La seguridad es lo primero

Asegúrate de que cada juguete que das a tu perro tiene el tamaño apropiado; los juguetes demasiado pequeños pueden tragarse, lo que genera riego de asfixia o un peligro de obstrucción o rasgamiento de su estómago e intestino. Asimismo, ten cuidado con cuerdas, hilos o bandas elásticas, que pueden despertar el interés de tu perro curioso, pero nunca serán buenos juguetes. De igual forma, hay que evitar cualquier tipo de juguetes con partes que pueden ser separadas al morder (como ojos de plástico en un muñeco de peluche). Hay que tener en cuenta que la regla de oro para cualquier juguete es que debe ser reemplazado en cuanto empiece a romperse.

Juguetes suavecitos

A algunos perros les gustan los juguetes suaves de peluche. Los mimarán, se echarán encima de ellos, se sentarán encima y los chuparán; lo ideal  es que se puedan lavar en lavadora. Los mejores peluches son aquellos desarrollados para perros, que tendrán la resistencia adecuada para los embates de tu canino; los peluches comunes puede que tengan piezas desprendibles o materiales tóxicos para tu perro. La interacción con este tipo de juguetes requiere de supervisión.

\"\"

Algunos juguetes seguros y que podemos recomendarte son:

  • Pop Tart de Chocolate. Si te gustan los juguetes sencillos este es para ti. Es un juguete artesanal para perros 100% mexicano. Además de ser un juguete perfecto para perros pequeños y medianos, tiene un tierno y creativo diseño.
  • Atrapa a la Ardilla. Es un juguete suave e interactivo para tu perro. Su instinto de cacería será saciado al tener que sacar las ardillas de su guarida y al morderlas, escuchará el squeak que emiten al aplastarse. Puedes esconder recompensas adicionalmente entre ellas para hacerlo mas divertido. Se recomienda que las ardillitas sean escondidas entre tu ropa para que se impregnen de tu olor.

Otros juguetes interesantes

Una pelota de tenis es una opción clásica de juguete para perros. Rebota, proporciona una textura interesante para mascar y es fácil de lanzar; además, puede convertirse en un juguete muy interesante u divertido porque su rebote es irregular. Como el perro no puede predecir dónde irá a parar, es especialmente entretenido. Se recomiendan las pelotas de goma sólida o pelotas con trozos de cuerda gruesa que rebotan y ruedan sin saber donde pararán. Algunas pelotas se pueden romper fácilmente, por lo que hay que buscar una especial para perros.

Los frisbees, por su parte, pueden entretener largas horas a tu perro si le gusta jugar a traer cosas. Al comprar un frisbee procura que sea de goma suave o tela; posiblemente no vuele tan lejos, pero son poco dañinos para la boca o los dientes del perro.

\"\"

Los juguetes de goma gruesa en general son otra buena opción porque pueden lanzarse, morderse o rodar. Una buena manera de tener a tu perro ocupado durante un rato es poner trozos de premios para perros dentro de un juguete hueco o botella vacía. Tu perro tendrá que mover, rodar y morder el envase o juguete antes de sacar todas los premios.

Finalmente, los juguetes con quizee o sonidos chirriadores conocidos como squeakers, pueden resultar muy recreativos para los perros. La mayoría están contentos con sólo morder el juguete y hacerlo pitar, otros sentirán la necesidad de sacar aquello que produce el ruido, así que hay que asegurarnos que el juguete no se deshaga a la primer mordida. Como siempre, si el juguete empieza a romperse, debe ser reemplazado.

Tip

Conseguirás que los juguetes duren más al no dárselos todos juntos. Pon sólo algunos a su disposición y cámbialos cada semana. De esta manera, los juguetes seguirán siendo “nuevos” para tu perro. Esconder los juguetes es otra buena manera de sorprender a tu canino y mantener su interés en ellos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *