9 tips para una estancia perfecta en un hotel pet friendly

Los hospedajes que admiten mascotas son una tendencia, pero primero revisa realmente qué es lo que ofrecen y si dicha facilidad tiene vigencia.

\"\"

1. Investiga si aceptan mascotas

No te guíes sólo por lo que dicen algunos sitios web: llama. En ocasiones la información respecto a las políticas sobre animales está desactualizada y podrías llevarte una sorpresa desagradable al llegar. Y al confirmar también podrás enterarte de antemano de las condiciones y las tarifas, ya que en muchas ocasiones no están disponibles en línea o no están vigentes.

Pregunta también las reglas, ya que no todos permiten el acceso de mascotas a todas sus áreas.

2. Lleva su alimento

En caso de que tu perro requiera de algún tipo de dieta en particular o sea muy melindroso, lleva su comida, pues podría ocurrirte que no la encuentres en el lugar de destino. ¿Toma algún medicamento o sigue algún tratamiento?, también empácalo.

\"\"

3. Accesorios importantes

  • Cepillo: para disminuir la cantidad de pelo en la habitación del hotel.
  • Botiquín canino: con material básico de curación, así como una pipeta adicional.
  • Platos flexibles: no se rompen y son súper útiles para alimentar o hidratar a tu peludo.
  • Suéter o abrigo: en caso de cambios bruscos de temperatura.
  • Collar extra: tutor precavido vale por dos.

4. Si viajas por tierra, haz pruebas primero

Antes de un viaje largo, trata de hacer uno corto de al menos dos horas para ver la reacción de tu can. Si no está acostumbrado a viajar en auto, el mareo puede causarle problemas como vómito o ansiedad. Si ves algo negativo, tal vez debas considerar que un viaje largo solamente le va a causar un gran estrés y será mejor que se quede en casa o en un hotel canino.

5. Escoge un cuarto en planta baja y cerca de las salidas

Sin duda la mejor manera de cumplir con las caminatas o las salidas para ir al baño.

6. La civilidad, ante todo

Es preferible que lleves una cama o sábana de tu casa para que no dejes rastros de su pelo o huellas en la alfombra u otra pieza del mobiliario.

\"\"

7. La seguridad es fundamental

A tu perro siempre debes llevarlo con correa, collar y placa de identificación. Y si es un gato, también debe portar placa. En caso de que el tuyo sea muy nervioso, considera el uso de un bozal de plástico.

8. ¡No lo dejes solo!

Trata de que siempre esté acompañado por alguien en la habitación, o no te ausentes por periodos prolongados. En esos casos prueba dejando encendidas las luces y la televisión para que el ruido de fondo lo acompañe. ¡A nadie le gusta escuchar a un perro ladrar sin cesar! Así que llévale algún juguete que le brinde calma y le sea familiar.

9. Lleva su transportadora (incluso por carretera)

En caso de que manejes hasta tu destino, es una buena idea llevarla. Tu lomito puede ir sentado (con arnés especial para coche) en la transportadora abierta y desarmada, y en caso de que necesites dejarlo un instante para registro o salida en la recepción, quedará seguro (sólo unos momentos) en el auto. ¡Pero nunca lo dejes al sol! Debe estar en un lugar techado, sin exposición al calor y con ventilación adecuada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *