Engordó, se le cae el pelo, se ve decaído, ¿qué le pasa?

MVZ Esp. MCPG Ricardo Palacios Aguiar, Hospital Veterinario UNAM-Banfield

Debido a la mayor convivencia y apego a los peludos en estos días, es posible que en muchas ocasiones les demos más alimento del que realmente necesitan, por lo que hay con mayor frecuencia problemas de sobrepeso y obesidad.

Sin embargo, muchos tutores no le dan mucha importancia, piensan que su confidente de cuatro patas está sano, pues come bien y sin problemas (evidentes)… hasta que poco a poco notan cambios en su pelaje o su actividad es más lenta de lo normal. Esto puede ser el inicio de un problema más importante que simplemente engordar.

\"\"

Se veía bien, ¿qué ocurrió?

Ante una situación como esta, tu veterinario le hará un examen físico detallado para saber si sólo se debe a un mayor consumo de alimento o si hay alguna alteración metabólica. Si sospecha esto último requerirá de estudios de laboratorio, desde un hemograma (conteo de glóbulos rojos y blancos), bioquímica sanguínea (ayuda a revisar el trabajo de órganos como el hígado y el riñón), hasta ultrasonido y estudio radiográfico (ambos de abdomen).

También hará algunas pruebas complementarias de piel, ya que se puede encontrar afecciones que causarán más problemas, pudiendo desarrollar dermatitis e infecciones bacterianas con comezón y que el problema inicial se agrave.

Dentro de las alteraciones metabólicas que dan pie a este tipo de síntomas están el hipotiroidismo y el hiperadrenocorticismo. Ambas son enfermedades hormonales de las que hablaré hoy, además de explicarte sobre los estudios que se requieren para detectarlas y cómo darle una buena calidad de vida a tu amigo animal.

\"\"

¿Qué es el Hipotiroidismo?

Ocurre por la disminución de las hormonas tiroideas, que son producidas en la glándula tiroides (está en la parte baja del cuello). Es una enfermedad autoinmune, esto es, que se desarrolla por la destrucción de la glándula tiroides por el mismo sistema inmune y es hereditaria.

Pero en algunos casos se debe a una atrofia de la tiroides e incluso (en casos graves) por el desarrollo de tumores tiroideos que impiden se liberen las hormonas y se genera una producción menor de éstas. En raras ocasiones sucede por un daño en la glándula pituitaria en el cerebro, por lo que no se envía la orden para que la tiroides produzca sus hormonas. Signos del hipotiroidismo.

Es más común en canes entre los tres y ocho años de edad, suelen verse débiles o que ya no quieren hacer ejercicio como antes. La piel empieza a adquirir un color más oscuro, en algunas ocasiones se verá reseca pero en otras se sentirá incluso grasa. Al estar este órgano más vulnerable empezará a desarrollar infecciones, también agitará la cabeza o se rascará mucho los oídos, secuela de otitis externa, un problema en donde el conducto auditivo está inflamado, hay mucha secreción de cerumen y erosiones que ocasionan dolor.

A veces la piel de la cara empieza a verse colgada y pareciera que tiene una mirada angustiada, pero no es así, sino se debe a la acumulación de ciertos componentes en la piel de esa zona. Hay pérdida de pelo y comenzará a verse de pobre calidad, además de que esa calvicie puede ser en forma simétrica, siendo más evidente en la parte trasera del cuerpo: se cae tanto pelo que aparece lo que se conoce como “cola de rata”. Aunado a todo esto en ocasiones puede haber cambios neurológicos que será necesario ayudar a corregir con ayuda de tu veterinario.

Tratamiento del hipotiroidismo

Ya realizado el diagnóstico por medio de pruebas específicas y confirmado, debe iniciar el tratamiento para ir corrigiendo las alteraciones tanto visibles como las no visibles y hacer evaluaciones complementarias, dependiendo de qué tan evidente es la mejora. Tendrás que realizar las pruebas de laboratorio que indique tu vet para saber si debe modificarse el tratamiento.

Debes saber que si tu cachorro es diagnosticado con hipotiroidismo, deberá estar bajo medicación toda su vida.

\"\"

¿Qué es el Hiperadrenocorticismo?

Esta enfermedad se desarrolla principalmente en perritos mayores debido a que hay un exceso de hormonas liberadas por las glándulas adrenales (suprarrenales en las personas). Esto es debido a la presencia de algún tumor que de forma independiente está produciendo dicho excedente. Signos del hiperadrenocorticismo.

Además de que notarás que tu peludo gana peso y pierde pelo, también tendrá un incremento en su consumo de agua y en la cantidad de orina, además de que tenderá a comer más. El sobrepeso es evidente, pero también presentará un abdomen abultado con pérdida de masa muscular.

Otro síntoma es el adelgazamiento de la piel, sintiéndose seca y descamada. En donde notes la pérdida de pelo al principio será en las zonas de apoyo, pero conforme avance la enfermedad habrá un patrón simétrico que incluye tronco, cabeza y extremidades.

Al igual que con los problemas de tiroides, puede ocurrir un oscurecimiento de la piel, pero al haber fragilidad de los vasos capilares habrá pequeños moretones, como un puntilleo amoratado en donde generalmente le falta pelo; en las axilas e ingles puede tener lesiones calcificadas conocidas como calcinosis cutis.

Detección y tratamiento

El problema de la piel y el incremento de peso son los más evidentes, pero no debes tomarlo a la ligera debido a que además va a desarrollar alteraciones en las funciones metabólicas y puede llegar a tener disfunciones renales, hepáticas, cardiacas y neurológicas, que podrían ser difíciles de atender si la enfermedad avanza al grado de ser intratable.

Al obtener los resultados clínicos tu veterinario sabrá lo que realmente sucede a tu peludo y le dará el tratamiento adecuado para controlar la enfermedad y, al mismo tiempo, mejorar los problemas de sobrepeso y de piel. Siempre que observes cambios en el peso y actitud de tus mascotas llévalas a consulta veterinaria.

Tu vet, apoyado por los estudios de laboratorio, confirmará si se debe a una sobreingesta de alimento o se trata de algún problema metabólico más complejo que requiera un tratamiento de por vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *