El vómito y su significado

MVZ Esp. MCV Ricardo Palacios Aguiar, Hospital Veterinario UNAM-Banfield

El vómito no es una enfermedad, aunque sí es común y no siempre indica un problema estomacal específico (en perros y gatos).

Es frecuente que en la consulta me digan que el animalito ha estado vomitando, pero al pedir una descripción del asunto, en realidad no es así, sino que tuvo una regurgitación o una expectoración.

\"\"

¿Realmente es vómito?

Cuando hay una regurgitación, es de manera espontánea ya que es un proceso pasivo: la mascota abre la boca y expulsa alimento o agua (ingeridos momentos antes); no llega a ser amarillento, pero sí mucoso e incluso de forma tubular.

Cuando va a vomitar (proceso activo), empieza manifestando náusea, produce saliva abundante, puede lamerse los labios y hacer movimientos abdominales bruscos mientras abre la boca por completo y de forma continua hasta expulsarlo (alimento, agua o contenido viscoso blanquecino o amarillento). La expectoración va a ocurrir cuando previamente tiene accesos de tos, y lo más frecuente es una secreción blanquecina espumosa sin forma.

Sí es vómito

En este caso informa a tu vet cuánto tiempo lleva así y si hubo algún desencadenante alimenticio (es frecuente cuando hay irritación del estómago), ya que puede influir si consumió alimentos en mal estado, pues las abundantes bacterias y toxinas provocan irritación a la mucosa gástrica.

Al principio observarás vomitar el alimento, pero con el tiempo esos vómitos son biliares porque incluyen contenido del intestino delgado. Si sigue irritado notarás desde pequeños hilos de sangre hasta coágulos. Esto una condición de cuidado que podría generar una úlcera perforante y peritonitis, la cual se origina por la presencia de contenido digestivo dentro de la cavidad abdominal.

\"\"

Otras causas del vómito

Puede ser por ingerir objetos extraños que se alojen desde la laringe hasta el intestino, pero que por lo general se quedan en el estómago e irritan la mucosa, produciendo náusea y vómitos. Aquí el riesgo es mayor, puesto que una obstrucción rápido deteriora las paredes del estómago o del intestino y ocurrirá una peritonitis, que es de urgencia.

Por eso, si sospechas que se comió un objeto, llévalo de inmediato con tu veterinario. Los gatos tienden a vomitar bolas de pelo, ya que constantemente se acicalan y se lo comen, o muchas veces tanto perros como gatos comen plantas que después vomitan por el efecto irritante que les provoca sus fibras.

Las enfermedades infecciosas del aparato digestivo provocan vómitos (aunque suelen acompañarse de diarreas) que al principio son espumosos pero varían en color, según la severidad de la infección, a amarillentos, verdosos, anaranjados y rojizos o sanguinolentos. Esto puede deberse a colibacilosis, salmonelosis, leptospirosis, helicobacteriosis, giardiasis, ancilostomiasis, parvovirus, moquillo, coronavirus, panleucopenia felina, entre otros (bacterias, parásitos y virus).

\"\"

Vómitos crónicos o que son signo de enfermedades graves

La estenosis pilórica provoca que el alimento pase demasiado lento desde el estómago al intestino y haya irritación gástrica de forma crónica; son vómitos esporádicos pero periódicos.

Otro motivo es la enfermedad inflamatoria intestinal, que también puede ser crónica; puede haber desarrollo de tumores dentro del aparato digestivo que provoquen vómitos de forma directa por mayor secreción de ácido gástrico, como el gastrinoma, o aquellos que se desarrollan tanto que provocan obstrucciones y vómitos de forma secundaria, como el linfoma.

La pancreatitis de forma secundaria provoca inflamación localizada y por acto reflejo los vómitos. En cuanto a causas no digestivas, hay enfermedades que provocan el acúmulo de desechos orgánicos que de manera secundaria estimulan la náusea y por tanto el vómito; es muy frecuente en insuficiencia renal y hepática.

Todas estas enfermedades deben atenderse de inmediato, ya que pueden llegar a ser irreversibles. También si tu animalito está desarrollando alguna insuficiencia y notas que ya lleva tiempo consumiendo más agua y orinando bastante. En los gatos el hipertiroidismo puede producirles vómito.

O al ingerir medicamentos como muchos antiinflamatorios y antibióticos que, en cantidades inadecuadas, lesionan la mucosa gástrica y hasta perforan el estómago. Si tu peludo no presentaba vómito y ahora sí, déjalo en ayuno unas horas y sólo dale agua, lo cual puede ayudar si comió algo irritante. Pero si continúa así, llévalo con tu vet, quien le hará estudios y un examen clínico para encontrar la causa e indicarte el mejor manejo y tratamiento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *