Dudas felinas de nuestros lectores

MVZ Mish Castillo

¿Es verdad que no es bueno que mi gato juegue con un apuntador láser?

Usar apuntadores láser para jugar no es precisamente malo o bueno. El problema surge cuando lo usas como juguete único, o si tu minino es de los que se emocionan demasiado con él. En este caso va a seguir buscando el punto láser por un largo tiempo después de que lo apagues y puede desarrollar problemas de ansiedad o estrés, por lo que para él no es recomendable usarlo.

Perseguir un láser puede ser buen ejercicio para tu felino, pero toma en cuenta que nunca lo podrá atrapar. Los gatos son cazadores y si no atrapan a su presa (en este caso el punto láser), van a quedarse ansiosos. Entonces podrían redirigir esa energía de caza hacia ti u otros animales y morder o arañar, lo cual puede ser peligroso. Esta es la razón por la cual no se recomienda usar el láser sin antes asesorarte con un veterinario especialista en comportamiento (etólogo), para que aprendas cómo usarlo adecuadamente con tu gato.

\"\"

Recomendaciones básicas para usar un láser como juego

  • Siempre úsalo junto con otros juguetes que tu michi pueda agarrar y atrapar, como pelotas, ratoncitos de juguete, lazos u otros.
  • El tiempo máximo de uso debe ser de cinco a diez minutos, seguido de otros juegos sin láser.
  • Advertencia: ten cuidado de nunca apuntarlo directamente a los animales ni a las personas, mucho menos a sus ojos (puede causar daño en la retina).
  • Si tu gato está demasiado emocionado cuando dejan de jugar con el láser, comienza un juego diferente con él hasta que lo notes distraído o cansado. Finalmente, procura siempre resolver tus dudas con un etólogo antes de probar jugar al láser con tu minino amigo.
\"\"

¿Debería usar mi gatito un cascabel en su collar?

Existe un debate sobre si lo deben usar o no. La recomendación principal es que si usan collar debe ser uno tipo breakaway, esto es, de los que se zafan o rompen si se atoran en algo, esto con el fin de que no haya riesgo de que se ahorquen si se les atasca.

Respecto al cascabel, es como el láser, nada es blanco y negro. Hay gatos a los que les gusta el sonido que produce en sus juguetes y quizá podrían divertirse con uno en el collar. Además, en aquellos que salen a exteriores, hay algunos estudios que dicen que este aditamento puede alertar a otros animales (como pájaros y roedores) para que no los pueda cazar fácilmente.

Sin embargo, no es recomendable que dejes salir a tu minino, por lo que el cascabel no sería necesario. Para otros gatos, en cambio, el sonido es desagradable y puede llegar a causarles estrés, ansiedad e incluso miedo. En esos casos no se recomienda que le pongas uno. Para saber si lo aceptará o no, una prueba casera muy simple es que uses juguetes que lo tengan para ver si le gusta o desagrada el sonido. La recomendación general es que pruebes poco a poco y pongas mucha atención en las reacciones de tu michi. Si tienes duda sobre su comportamiento, pregunta a un especialista.

Recuerda: nunca lepongas collar o cascabel si lo notas incómodo, le aprieta, o su reacción general es de desagrado, miedo o estrés. En dado caso enséñale a acostumbrarse al collar poco a poco, siempre con premios y refuerzo positivo, que sean pocos minutos al principio y aumentando el tiempo gradualmente.

\"\"

¿Por qué arquea su espalda cuando se espanta o juega?

Como bien sabes los gatos son cazadores, pero también pueden ser presas. Una técnica que funciona cuando eres la presa es “inflarte” para verte más grande. En el caso de los mininos, arquean su espalda, levantan la cola y esponjan el pelo para lucir enormes y tratar de sorprender al enemigo haciendo esa postura.

Cuando son bebés juegan así con sus hermanos, y cuando crecen, esa conducta permanece. La famosa posición de “gato de Halloween”, erizado y con el lomo curveado, se acompaña con ponerse de lado para tener un tamaño todavía mayor (aunque a uno pueda parecerle cómico).

Pero la finalidad es que les funciona de manera similar a lo que hace un pez globo que se infla para defenderse. Es una reacción normal y no hay nada de qué preocuparte, salvo si tu michi lo hace con frecuencia. Si sucede muy seguido, puedes tener un gato que se asusta muy fácil y se siente amenazado, o simplemente un felino muy juguetón que reacciona por todo.

En caso de tener dudas, consulta con un veterinario especialista en comportamiento para que pueda explicarte a fondo por qué se porta de determinada manera tu gato.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *