Un conejo mágico vive en las montañas

El llamado “conejo mágico”(Ochotona iliensis) es endémico del noroeste de China. Fue descubierto en 1983 y desde entonces apenas se han podido avistar 29 ejemplares; se cree que existen menos de mil.

Este tierno mamífero tiene su casa en las montañas de Tian Shan, en la región de Xianjian, al noroeste del país oriental.

\"\"

Cuerpo de conejo, orejas de oso

Li Weidong, científico conservacionista del Instituto de Ecología y Geografía de Xinjiang, descubrió este roedor, de 20 centímetros de longitud, parecido a un conejo y con orejas de oso. Al explorar la región, encontró a más de ellos en las laderas de las montañas de la zona. Por sus rasgos decidió bautizarlo como Ochotona iliensis, aunque coloquialmente lo llamó “conejo mágico”.

Estos mamíferos se encontraban originalmente en alturas entre los 3,200 y 3,400 metros. Ahora se han retirado a alturas de 4,100 metros, por lo que la gente ha visto a la criatura peluda en contadas ocasiones. \”Afortunadamente no es nada fácil llegar a su hábitat y esto lo ha mantenido protegido de cazadores furtivos\”, aseguró Li.

Allí ha logrado vivir en condiciones de frío extremo y alimentándose de las hierbas que encuentra en las montañas de Tian Shan.

Después de su descubrimiento, Li y sus compañeros conservacionistas decidieron tomar medidas para proteger los pikas. Pero tampoco desean hacer publicidad de eso. Ellos piensan que es mejor dejar a los pikas tranquilos en su hábitat natural.

\"\"

Un nuevo enemigo

Aunque es la presa natural de algunas aves y zorros, el Ili Pika enfrenta una nueva amenaza.

En los últimos años, su entorno natural se ha encogido en un 71%. Esto, de acuerdo a Li, se debe al cambio climático en parte y también porque su área de pastizales ha sido tomada por la creciente población alrededor de la montaña.

\”Los Ili Pikas viven aislados en la parte de alta de la montaña, por lo que sus hábitats están constantemente fragmentados. Perder uno va en detrimento del grupo entero\”, dijo Li.

\"\"

Sin fundación que los proteja

Aunque se mantiene en la lista “en peligro” por la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza, no hay una organización oficial o equipo dedicado a su estudio o protección.

“Tengo casi 60 años. Pronto no podré seguir escalando las montañas de Tian Shan, por lo que realmente espero que alguna organización se apiade de ellos, los estudie y proteja a los conejos mágicos”, comenta Weidong.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *