Cómo tener una Navidad inolvidable

Este año fue diferente porque un virus invadió al mundo. Esto ha cambiado nuestras vidas, pero no impedirá que, con las medidas adecuadas, tengamos una muy feliz navidad con nuestra familia humana y animal.

Por Elena Díaz

Aunque lo ocurrido este año ha sido catastrófico porque seguimos en confinamiento, alejados de las personas y cambiando las medidas de higiene, también nos invadió la preocupación por la salud, el empleo y cualquier tipo de relación con los otros. Sin embargo, hay un lado positivo: hay la posibilidad de aprender cosas nuevas (tienes más tiempo), de comunicarte con aplicaciones que ofrecen novedosas herramientas (fondos, sonidos, formatos), quizá tengas la fortuna de permanecer en tu hogar (seguro, decorado a tu gusto, con tus objetos personales) y aún hay algo mejor: tus animalitos no pueden contagiarse (que es un alivio). Las fiestas decembrinas están a un paso de distancia y a pesar de estos tiempos difíciles, surgió la idea de este artículo: hacer una Navidad inolvidable para todos. Porque “hacer” implica movimiento y acción no sólo para los tuyos, sino también para quienes viven ahora condiciones no tan favorables. ¡Empecemos!

\"\"

¿Reuniones? Mejor a distancia

Lo ideal es evitar reuniones presenciales con familiares lejanos. Para ello te invito que consideres las reuniones virtuales, ¡son una maravilla! He llevado a cabo algunas para ambientes escolares, festivos y hasta en conversatorios, y son fascinantes. Incluso (cuando hay un momento oportuno) muchos participantes muestran a su perro o gato, o platican de sus travesuras (que han intentado devorarse su pizza).

Esta nueva normalidad debe llevar al interés y a la adaptación: si tu lomito o michi se ponía nervioso con las fiestas (por lo que limitabas la música y las visitas), ahora podrás hacer algo más por él, como presumirlo a tus amistades a través de un video, una reunión en vivo, fotografías o hasta juegos. ¡Aprovecha la oportunidad!

Cómo solidarizarte con los demás. A tus familiares y amigos pídeles fotos de sus mascotas para armar un rompecabezas o un memorama digital con ellas. Puedes obsequiarlo en estas fiestas y jugar con él a la hora de una cita virtual ¡Les va a fascinar!

\"\"

¿Paseos? Si, pero rapiditos

Este suceso histórico también nos ha obligado a salir con precaución (y es que los paseos, por ahora, no son la mejor opción si queremos mantenernos sanos y evitar contagios). Pero es un hecho que tu peludo no puede quedarse sin olfatear, caminar y mirar otros espacios y canes, así que sal (pero con cubrebocas) y aprovecha estas próximas fiestas para agradecer, reflexionar, mejorar y sacar provecho de esta nueva normalidad (no olvides hacerlo mientras acaricias a tu confidente de cuatro patitas). Si bien los paseos en los que salir a jugar al aire libre o pasear con tranquilidad ya no son tan cómo – dos, porque seguramente piensas en el peligro del virus o en la incomodidad de la careta, es importante que intentes salir con la mente despejada.

Cómo solidarizarte con los demás. Considera ayudar a tus vecinos y familiares con el paseo de sus perritos, pues a muchos se les ha dificultado encontrar razones para empezar un nuevo día e incluso atender a sus compañeros caninos o gatunos. ¿Qué tal si les das una mano? Estoy segura que también a ti te servirá (y no es necesario que sea Navidad para llevarlo a cabo).

¡Anticípate (y sé espontáneo)!

Esta temporada quizá sientas presión para anticipar tus planes, pues seguramente ante la pandemia, muchas personas actuarán con nervios y ansiedad, pero hay cosas que puedes hacer por ti y tu amigo de cuatro patas. Si está en tus posibilidades, pide un pastel o un helado especial para él y reúnanse. Puedes comprar un disfraz en una tienda especializada (pero considera de tres a cinco días de anticipación para ordenar y recoger o recibirlo). Una buena so – lución es reservar tu comida desde antes para que el estrés no te consuma, y no se lo contagies a tu animalito (porque lo percibe, ¿eh?)

Cómo solidarizarte con los demás. Aprovecha para regalarles algo, ¡lo que sea! (siempre y cuando esté en buenas condiciones). Y piensa en los más desfavorecidos: obsequia un platillo a una persona que no tenga hogar (considera todas las medidas de seguridad e higiene). También puedes donar croquetas a un albergue. E incluso considera llevar a tu perrito para presumir lo solidario que es.

\"\"

Prueba cosas nuevas… y disfruta este aprendizaje

Si eres de los que ve las crisis como una oportunidad de mejora o como una lección para disfrutar el presente, ¿por qué no practicar yoga con tu perrito? Incluso puedes enseñarle trucos nuevos. Con propuestas así comprenderás y aceptarás que se puede celebrar de diferentes formas y no quiere decir que es el fin del mundo, sino un reto del que puedes aprender… y más al lado de tu mejor amigo.

Cómo solidarizarte con los demás. ¡Comparte tus aprendizajes en redes! Aunque no lo creas, a muchos otros les inspira ver a quienes pueden sonreír y disfrutar. Y más aún cuando un bichito protagoniza la cápsula. ¿Por qué crees que tienen tanto éxito los videos cortos de perros y gatos?

Lee (y comparte)

Esta actividad, además de sensibilizar, permite reforzar los lazos afectivos con nuestro animalito. Y es que escuchar una narración reconforta y estabiliza emocionalmente porque permite escapar de la realidad, pero de una manera sana y donde se aprende. Sí, tu peludito no comprenderá lo que le dices, pero lo importante es que tu tono, volumen y ritmo de lectura, lo relajará.

Cómo solidarizarte con los demás. ¿Sabías que en los albergues de animales acuden voluntarios que también les leen en voz alta? La lectura es una forma de tener un contacto oral, táctil y visual con otro ser vivo, así que vale la pena considerarlo.

Aunque estas actividades van encaminadas a realizarlas en vísperas navideñas, Pet’s Life y yo estamos seguros que también puedes convertirlas en un buen hábito. Finalmente, de todo corazón, esperamos que esta pandemia se convierta en algo que sólo contemos y recordemos, que incluso no se repita.

“Aprende del pasado, prepárate para el futuro, pero vive en el presente”

Joyce Meyer.

¡Disfruta este momento presente tan especial que posees gracias a que tienes un animal de compañía!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *