Problemas frecuentes en un michi rescatado

MVZ Ruy Baruch Bucio, Etología Clínica de gatos

¿Estás por adoptar un gatito rescatado o fuiste el héroe de un minino que estaba en peligro? Si es así ¡muchas felicidades!, de hoy en adelante tendrás la convivencia con un gran animalito con el que vivirás momentos muy felices y aprenderás a amar sin poseer.

\"\"

Sí… también sufren secuelas

Existen diversos problemas conductuales en nuestros amigos de cuatro patas, y más en los que han sido rescatados; los mininos que sufrieron situaciones poco agradables o incluso donde su vida corría riesgo, es posible que presenten algún problema conductual que tendrás que tomar en cuenta, además de la atención médica correspondiente con tu veterinario. Volviendo a los problemas que pudiera tener un gato rescatado están los que lo lleven a mostrar conductas de miedo.

Algunos tendrán tanto que podrían mostrarse agresivos intentando defenderse de aquello que les produzca temor; otros intentarán escapar o buscarán el sitio más recóndito de tu casa para esconderse, y si intentas forzarlos a salir de ahí, lo único que harás será causarles más miedo.

¿Qué hacer para manejar esta situación?

Lo primero que debes hacer es habilitar un espacio de tu casa donde no corra riesgos (en caso de que quiera escapar), o al intentar esconderse, bloquea todos esos recovecos donde creas que se pueda meter. Pero no sólo te enfoques en obstruir estas zonas, también proporciónale un sitio de seguridad donde esté lo más tranquilo posible, como una caja de cartón que simule ser una “cuevita”, colocando adentro una frazada o toalla limpia. Eso sí: no uses como cuevita la misma caja o transportadora en la cual fue rescatado, ya que podría tener feromonas de alarma y mantenerlo en estado de alerta.

En una situación normal los areneros, comederos, bebederos y camitas no deben estar en el mismo lugar, pero en estos casos lo pertinente será que coloques su plato de comida y agua cerca de su sitio de seguridad; el arenero también, pero no exactamente al lado de los alimentos. Ya que ya tengas todo habilitado llévalo ahí, permite que se adapte poco a poco al nuevo lugar. ¿Cuánto tardará en adaptarse? Es variable. Hay gatos que a pesar de haber sido rescatados de alguna situación peligrosa lo hacen muy rápido, pero a otros les tomará mucho más tiempo. Otro consejo es ofrecerle alimento rico (lata o sobre) que le llame la atención y ayude a hacer que quiera alimentarse, ya que por todo el estrés que está viviendo posiblemente no quiera comer.

\"\"

Un mirri feroz

Ahora bien, si se trata de un gatito de semanas de nacido y te está bufe y bufe como loquito, debes tomar cartas en el asunto y comenzar a trabajar esa conducta. Lo mejor con estas pequeñas fieras es la “apapachoterapia”, que consiste en acariciarlo una y otra vez hasta que vaya disminuyendo su bufido. El manejo debes hacerlo con guantes de seguridad (de carnaza) para evitar que salgas lastimado en caso de que intente morder o arañar. Para ayudarle a percibir un ambiente seguro, apóyate con feromonas sintéticas que hay en el mercado (busca las que estén enfocadas al manejo del estrés).

Así como con música de relajación para gatos (la encuentras en Internet), y en la aromaterapia: la esencia de lavanda ayuda a generar estados de relajación. Si sigues los consejos antes mencionados verás que tu minino irá agarrando confianza poco a poco; cuando percibas que ya se siente más seguro, será el momento ideal para promover el juego a una distancia donde no te perciba como amenaza; para esto usa varas o listones largos.

El juego es de suma importancia para ganarte su confianza y forjar un lazo social; usa además comida muy rica para ganártelo, aunque el juego será tu herramienta más importante para crear esa amistad. Recuerda que en nuestro país hay veterinarios especializados en comportamiento animal (etólogos), están totalmente capacitados para ayudarte a prevenir, diagnosticar y tratar cualquier asunto relacionado al comportamiento de tu minino, así que acude con alguno para una asesoría personalizada.

¡Saludos y hasta la próxima!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *