Snoopy es el perro que vuela por el mundo a bordo de su casita

Snoopy saltó de los periódicos para convertirse en un símbolo cultural, influyendo en el entretenimiento, la literatura y la cultura pop del mundo.

Paco Colmenares, Director Editorial

Snoopy es uno de los personajes más queridos y reconocibles de la historia del cómic y la cultura popular. Creado por Charles M. Schulz, Snoopy debutó el 4 de octubre de 1950 como “Peanuts”, una tira cómica que seguiría las vidas de un grupo de niños y su peculiar perro. Originalmente, Snoopy fue concebido como un simple perro de compañía, pero rápidamente evolucionó para convertirse en un personaje central con una personalidad rica y compleja.

Fue el primero perro de tiras cómicas que no se limitó a actuar como una mascota, sino que desarrolló una vida interior vívida que lo llevó a adoptar múltiples alter egos y a soñar con aventuras fantásticas.

Es conocido por sus muchas facetas, incluyendo sus papeles como piloto de la Primera Guerra Mundial, Joe Cool o el constantemente frustrado escritor.

En su faceta de piloto aviador, a bordo de su casita, Snoopy es Flying Ace, y su peor enemigo, Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen, el Barón Rojo; nunca se vió en ninguna tira.

Aunque se cree que Schulz se inspiró en su perro Pointer de la infancia, oficialmente Snoopy es un Beagle, y sí, es ADOPTADO, después de haber sido vendido y regresado porque el casero de la niña que lo compra, cambia las reglas y ya no le permite tenerlo en su casa.

En el especial “La Reunión de Snoopy”, conocemos a sus hermanos Andy, Marbles, Spike, Olaf, Molly, Rover y Belle.

¡Voló muy alto!

Pero Snoopy no solo se quedó en las tiras cómicas; también protagonizó series de televisión, películas y especiales animados, como “A Charlie Brown Christmas” (1965) y “It’s the Great Pumpkin, Charlie Brown” (1966), y su influencia se extiende más allá del entretenimiento. Ha sido una figura decorativa en eventos como el Desfile de Acción de Gracias en Estados Unidos, y su imagen, incluso utilizada en misiones espaciales de la NASA, simbolizando tanto la exploración, como el espíritu de la aventura.

Su legado es inmenso y duradero. Más de 70 años después de su creación, sigue siendo una figura central en la cultura popular, pues es un símbolo de creatividad, persistencia y optimismo, es resiliente ante las adversidades, y aunque es común ver sus pequeños berrinches de frustración, estos son casi instantáneos y regresa a la resolución y la sonrisa en segundos.

A través de sus innumerables aventuras y su constante evolución, Snoopy ha tocado las vidas de millones de personas alrededor del mundo, dejando una marca indeleble en el paisaje cultural.

Y solo un gato puede competirle a este perrito: Garfield.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA