El Tutor responsable verifica credenciales veterinarias

El bienestar de nuestros animales de familia es siempre una prioridad para nosotros los tutores, quienes buscamos que reciban la mejor atención médica posible.

Ma. Isabel O. Martínez Vargas, Coordinadora Editorial, Mtra. Esp. Negocios Veterinarios

Como tutores, responsables, o papás de animales de familia, tenemos el derecho y la responsabilidad de revisar, cotejar y solicitar las certificaciones médicas legales a las clínicas veterinarias y hospitales que visiten.

Este derecho no solo garantiza la transparencia y la calidad de los servicios veterinarios, sino que también protege la salud y el bienestar de nuestros animales.

Es tu derecho acceder a las certificaciones médicas y a la información detallada de las clínicas y los tratamientos recibidos por tus animales de familia. Toda clínica debe contar con un registro oficial que coincida con el servicio que ofrece, y habla muy bien si incluso la tiene a la vista del público, enmarcada en algún lugar accesible.

Credenciales veterinarias = Tranquilidad y confianza

La transparencia en el cuidado veterinario otorga confianza y tranquilidad. Además da herramientas fundamentales para el futuro de nuestros animales, como buscar una segunda opinión antes de empezar un tratamiento (sí, también es tu derecho y no debes apenarte al buscarla), la continuidad del cuidado al garantizar que se eviten tratamientos duplicados o incompatibles; y como protección contra malas prácticas, al detectar posibles irregularidades y en caso necesario, tomar acciones legales pertinentes.

Si tus animales ya recibieron algún tratamiento, puedes pedir las certificaciones de sus médicos responsables y los documentos que avalen los permisos de la clínica veterinaria u hospital (que son dos cosas distintas), así como su documentación, copia de historial médico, diagnósticos, estudios, tratamientos, recetas, y cualquier otra certificación relevante.

Investiga credenciales veterinarias antes de convertirla en tu clínica de cabecera

Si apenas estás buscando la clínica que quieres que sea tu punto de referencia cuando la necesites, puedes pedir los nombres de sus médicos responsables junto con su cédula profesional, y buscarlos en el Registro Nacional de Profesionistas en donde aparecerán licenciaturas y posgrados, o en registros más especializados, como el Consejo Nacional de Certificación en Medicina Veterinaria y Zootecnia, CONCERVET.

Todo Médico Veterinario graduado en México, debe aparecer en el Registro Nacional de Profesionistas

Hay muchas otras certificaciones, o pueden ser parte de otras asociaciones y federaciones nacionales como la AMMVEPE, la FedMVZ, o el COLVETCDMX. Incluso internacionales, como la AVMA, la AAVMC o la AAFP, entre otras.

Lo importante es que como tutor responsable y comprometido, debes quitarte toda pena para pedir la documentación y validación necesaria. Siempre que lo hagas de manera amable, y preferentemente previo a un tratamiento complicado o con resultado negativo, el Médico Veterinario deberá proporcionarla sin ofenderse ni sentirse acusado de nada.

Si no es el caso, lo más recomendable es buscar otra opción.

¿Cómo seleccionar la clínica veterinaria ideal? Checa estos puntos, aquí.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA