Pan de plátano pecoso

La karen lo quería de limón, pero el karen macho compró plátano.

Fygo The Cat

¡Kentushiamigoooos!, el día de hoy les traigo una receta para todos los que sufren de calambres, compran platanitos, pero se les olvida comérselos y cuando tienen pequitas, no se los quieren comer, ¿verdad, Karen macho?

Este pan es muy rico, muy rápido y sencillo de hacer, y salvará hasta el platanito más pecoso que tengan en el frutero pues, aunque no lo crean, entre más maduro el platanito, ¡más rico queda este panquecito!

Necesitamos:
  • 4 plátanos maduros
  •  2 huevos 
  •  2 tazas de harina de trigo 
  •  1/2 taza de aceite de oliva 
  •  1/2 taza de azúcar mascabada
  •  1/4 taza de nuez picada 
  •  1 1/2 cucharaditas de polvo para hornear 
  •  1 cucharadita de canela en polvo 
  •  1 pizca de sal
Opcional:
  • Chispas de chocolate amargo 
  •  Un atuendo muy bananero

Michitip 1: Pueden sustituir el aceite de oliva por cualquier aceite vegetal.

Paso 1: Nos lavamos muy bien las patanukis.

Paso 2: En un bowl ponemos los platanitos que encontramos con cáscara más oscura que la conciencia de La Karen y les agregamos el azuquitaaaaaa.

Michinota: No olvide pelarlos antes, no los meta con todo y cáscara, no sea como La Nikolasa

Paso 3: Y con un machaca-chaca hacemos la machaca o en este caso, un purecito de platanito.

Paso 4: Al puré de platanito le agregamos los buebitos, esencia de vainilla y aceite de oliva; y le revolvemos con michipotencia para que se integren todos los ingredientes.

Paso 5: En una coladera agregamos harina, canela molida, polvo para hornear y la pizca de sal; y cernimos todos los secos, o sea, con movimientos leves hacemos que la harina pase por la coladera hacia la mezcla de platanito.

Paso 6: Revolvemos bien todos los ingredientes hasta crear una masita.

Paso 7: A la masita le agregamos la nuez picada. ¡Karen, ya probé la masa, me recordó al licuado de platanito que me das todos los días para ir al catgarden!

(opcional): También puede agregarle un poco de peligro a su vida y ponerle unas chispitas de pocholate, pero manéjese bajo su propio riesgo.

Paso 8: En un molde para panqué o el que tenga, aquí somos prácticos (pero que sí resista el horneado, no queremos una desgracia que al rato salga en TikTok), lo engrasamos o forramos con papel encerado y vertimos uniformemente la masita de platanito.

Paso 9: Le damos unos pequeños golpecitos al molde contra la mesa, para liberar el aire y acomodar bien la masita. Ya acomodada la masita, encima le puede poner más chipas de pocholate pero sólo si su segundo nombre es PELIGRO.

Paso 10: Lo llevamos al horno previamente precalentado a 180 grados centígrados por 50 minutos.

Paso 11: Transcurrido el tiempo, sacamos el pancito del horno y lo dejamos enfriar.

Paso 12: Desmoldamos con cuidado el pancito de platanito. ¡Abuelita Karen, vete preparando el catfe, que ya te lo llevo!

Paso 13: ¡Listooooooo!, tenemos un riquísimo pan de platanito, ideal para los que con las lluvias se nos antoja un pancito (pero nos comemos dos).

¡Los TQMuchototeeee, Baiiiiis!

Michitip 2: Para opción vegana sustituyan los dos buebitos por 100 gramos de puré de manzana y omitir el pocholate.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA