La salud corre por mi cuenta

La alimentación de nuestros perros es un aspecto fundamental para su salud, pero no sólo se trata de ingerir comida, sino si las circunstancias son ideales o pueden mejorar.

Nuestra vida y ritmos, a veces inciden directamente en estos aspectos, con el trabajo y el tiempo de traslado, que pueden alterar sus horarios de comida, mientras que algunas manías de nuestros animales de familia, pueden estar afectando la correcta absorción de los nutrientes.

En el mercado existen diversos productos diseñados para mejorar la experiencia de alimentación de nuestras mascotas y brindarles beneficios adicionales. A continuación, exploraremos algunas opciones y sus ventajas.

Platos con “truco”

Los platos para alimentación lenta son una excelente elección. Están diseñados con patrones y laberintos que obligan al perro a comer más despacio, lo que reduce la posibilidad de atragantamientos y mejora la digestión. Además, alentan a los perros a masticar correctamente, promoviendo una buena salud dental y reduciendo problemas como la formación de sarro.

Otra opción a considerar son los platos elevados. Como su nombre lo indica, elevan la altura de la comida, lo que facilita la deglución y reduce la posibilidad de que el perro sufra de acidez estomacal o reflujos. Es especialmente beneficioso para perros de razas grandes, gigantes o aquellos propensos a problemas gastrointestinales, de torso muy alargado o con hocicos cortos.

Por otro lado, los aparatos dispensadores automáticos de comida son ideales para aquellos dueños con horarios ocupados o para asegurar que el perro se alimente en pequeñas porciones a lo largo del día. Estos dispositivos permiten programar la cantidad y el momento en que se dispensará la comida, lo que ayuda a mantener una rutina alimentaria regular y evita que el perro coma en exceso.

Premios, alimento y cepillado

Los premios también desempeñan un papel importante en la alimentación de los perros. Además de ser una recompensa por su buen comportamiento, pueden utilizarse para estimular la mente de nuestra mascota a través de juegos de inteligencia o como incentivo durante el entrenamiento. Sin embargo, es importante utilizar premios saludables y controlar la cantidad para evitar el sobrepeso.

Finalmente, no olvides que la hora de comer debe acabar, idealmente, con todo limpio, incluyendo los dientes. Cepillar su dentadura después de que han comido es crucial para mantener su salud oral. Al igual que en los humanos, la placa y el sarro pueden acumularse en los dientes de las mascotas, lo que puede llevar a problemas graves como enfermedades periodontales, mal aliento e incluso la pérdida de piezas. Cepillar regularmente los dientes de nuestras mascotas ayuda a prevenir la acumulación de placa, reduce el riesgo de enfermedades dentales y promueve una mejor salud general.

Es importante utilizar un cepillo y pasta de dientes diseñados específicamente para animales, ya que las fórmulas para humanos pueden ser perjudiciales para ellos. Además, es recomendable comenzar el cepillado desde temprana edad para acostumbrar a nuestras mascotas a esta rutina y mantenerlos limpios y sanos a lo largo de su vida.

En resumen, el uso de diferentes productos para la alimentación de los perros ofrece beneficios significativos. Los platos para alimentación lenta, los platos elevados y los cepillos de dientes, promueven una mejor digestión y salud dental. Los premios son una forma de recompensar y estimular a nuestra mascota, siempre y cuando se utilicen de manera adecuada, y los aparatos dispensadores automáticos de comida brindan comodidad y control en la alimentación diaria.

Al elegir estos productos, estamos cuidando la salud y el bienestar de nuestra familia animal.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA