Manual de un Michi Viajero: 3 Fygoclaves para la conquista mundial

Algunos gatos en verdad disfrutan saciar su curiosidad paseando en exteriores. ¿Es tu caso? Fygo nos ha enseñado qué hacer para que suceda con los menores riesgos.

Fygo Martín Teófilo de Guadalupe, mejor conocido sólo como Fygo, no es sólo el gato cocinero influencer más conocido de las redes en español, sino que además, es un ávido explorador de las calles, parques y centros comerciales que sus humanos frecuentan, y sus técnicas nos han enseñado cómo lograr estas exploraciones de la mejor forma posible.

Nunca sobra recalcar que Fygo nunca, pero NUNCA sale solo, y no nos referimos sólo a la compañía de la Nicolasa, sino que jamás está en exteriores sin el cuidado, control y atención de sus humanos, sus Karens.

Partiendo de este hecho, te compartimos algunos de los consejos más claros que Fygo nos ha enseñado:

Ante todo y sin dudarlo: collar con placa de identificación.

Puede parecer algo obvio para muchos de nosotros, pero justo en estos tiempos se han librado discusiones intensas en las redes, sobre el riesgo que representa el collar para un gato, porque si se atora, le puede ahogar. Aunque técnicamente esto puede sonar cierto, en realidad los casos son sumamente inusuales, si el collar es correcto para gatos, siendo flexible, sin enredos y que no se recorra.

¡Sigue sus michiaventuras!

La pechera y la correa, no se quitan.

Este es el primer filtro para la mayoría de los michis. Si un gato no fue socializado y sensibilizado a traer puesta una pechera, será muy difícil que la acepte, y ahí sí, ni cómo seguir.

La correa desde el collar es impráctica porque la habilidad de un gato para zafarse de ella ante algo que le provoque miedo será mucha, por lo que no será segura. 

La pechera debe estar siempre y durante todo el viaje.

Transportes multifuncionales.

Las mochilas de viaje son distintas a las que son sólo transportadoras, porque tienen como objetivo ajustarse de un cierre total, a una forma de exploración visual, o sea, se les quita una parte para cuando estemos en zona tranquila, los gatos reciban el aire más franco, se asomen, puedan interactuar.

Fygo y Niki usan una carriola que puede cerrarse de manera total, o dejarlos explorar con la cubierta frontal. 

Aún en carriola siempre deben estar agarrados con una correa corta. 

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA