Cómo lograr que le encante visitar la pensión

Salir de vacaciones sin el perro puede llegar a ser un gran inconveniente, por ello, te daremos algunos tips para que la pase bien en el hotel o pensión.  

Dra. Claudia Edwards, Profesora FMVZ – UNAM

Lo primero es encontrar un hotel o pensión que te dé confianza y hay varias cosas que considerar en este punto, por ejemplo, que te permiten visitar previamente las instalaciones para observar el estado general, seguridad, limpieza de pisos, paredes, camitas y, sobre todo, de los platos de agua y comida.

Verifica que te soliciten un carnet de vacunación al día y que revisen a los perros que van para identificar posibles enfermedades contagiosas, así como que te soliciten vacuna contra Bordetella (o tos de las perreras) y Leptospira, enfermedades muy comunes en las pensiones. Es muy importante que el lugar cuente con personal médico veterinario las 24 horas del día, pero si no, que pueda llegar en menos de 15 minutos. 

Toda pensión seria debe contar con un contrato de adhesión como lo marca la Norma Oficial Mexicana NOM-148-SCFI-2018: Prácticas comerciales-Comercialización de animales de compañía y prestación de servicios para su cuidado, adiestramiento y entrenamiento.

Y quizá lo más importante es que estén abiertos a permitirte lograr que el perro asocie la pensión a cosas positivas, con los siguientes pasos:

  1. Sube al perro al auto y vayan al pensión, lleva contigo sus premios favoritos, dáselos a alguien y pide que se los dé de a poco cada vez que entren. Sal de la pensión camina por ahí, regresa y que le den otro premio, haz lo mismo varias veces, también pueden subir al auto, bajar, entrar a la pensión y recibir el premio. El objetivo es que el perro asocie entrar a la pensión con su premio favorito. Realizaremos este paso varios días cada vez que puedas.
  2. Ya que el perro se emociona de llegar al hotel, déjalo solo durante unos minutos o unas horas, mientras juegan con él y lo premian. La idea es que ahora asocie estar en la pensión con el premio.
  3. Poco a poco ve aumentando el tiempo que el perro pasa en el establecimiento hasta que se quede una noche y veas que estuvo tranquilo. 

Hay perros sociables y pensiones maravillosas que con poco tiempo de trabajo seguro la pasan bien; pero también puede haber lugares increíbles que aún a huéspedes con mucha ansiedad, miedo o hiperapego, esta asociación positiva les va a dar mucha tranquilidad al momento de salir de viaje.

La Brújula de Compra, de PROFECO, de la mano de la Dra. Edwards, te detallan más datos sobre las pensiones caninas en México.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA