El hilo rojo de la vida

Donación y transfusión sanguínea

Este procedimiento se realiza de forma frecuente y segura. Si es posible que tu pequeño salve la vida de otro, no dudes en ayudar, no sabemos cuándo será él quien necesite la donación.

MVZ Ana Paola Velasco Espinosa

Una transfusión es la práctica de administrar por vía endovenosa sangre o alguno de sus componentes para salvar la vida de pacientes en estado crítico.

Esta se realiza principalmente en tres casos:

  • Animales que han perdido grandes volúmenes de sangre.
  • Que sufran anemia.
  • Animales con coagulopatías.

Algunos ejemplos de enfermedades que causan estos trastornos son hemorragias agudas o crónicas, procesos infecciosos, intoxicaciones, enfermedades inmunomediadas y quemaduras.

Para determinar si un paciente necesita recibir sangre de un donador, el Médico Veterinario deberá realizar algunos estudios de laboratorio para hacer una evaluación general, pero pondrá especial interés en el hemograma, estudio que también se conoce como biometría hemática. Si se determina que necesita una donación sanguínea se debe acudir a un banco de sangre o comenzar el proceso de elección del donante.

Los requisitos generales para que un perro o gato donen sangre son los siguientes:

  • Clínicamente sanos, después de haber sido evaluados mediante un examen físico.
  • Los perros deben pesar más de 25 kg, los gatos más de 4.5 kg.
  • Tener entre 1 y 8 años de edad.
  • Las hembras deben estar esterilizadas y no estar o haber estado gestantes.
  • Contar con el cuadro de vacunación y desparasitación vigente y completo.
  • Libres de enfermedades infecciosas.
  • Acudir a realizar pruebas de sangre para determinar la compatibilidad entre el
  • donador y el receptor.
  • De preferencia, tener un buen temperamento.

Si nuestra mascota es candidata para donar sangre deben estar tranquilos, el proceso de
donación es sencillo y no necesariamente se realiza bajo anestesia, únicamente tendrá
una ligera molestia cuando se coloque el catéter para realizar la recolección que se hace
bajo condiciones de extrema asepsia.

Sin duda este procedimiento conlleva algunos riesgos para el receptor, ya que es posible que presente fiebre, vómito y alteraciones sanguíneas como hemólisis, sobrecarga, embolismos, infecciones o reacciones anafilácticas, sin embargo, si se mantiene en observación y recibe tratamiento a tiempo, puede corregirse.

¡Cumple 4 años el Banco de Sangre Canino!

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA