Consejos para contratar un seguro para tu mascota

Según números del Inegi, en México hay 25 millones de hogares con mascotas y, aunque es poca la penetración de los seguros para mascota, es una tendencia que va a la alza.

Según la ENBIARE 2021, 69.8% de hogares en el país tienen una mascota, datos que coinciden con el Estudio de Tenencia de Mascotas (Pet Ownership Study 2020) de Mars Petcare, que confirma que 7 de cada 10 mexicanos convive con una, lo que convierte a México como el país de América Latina con la mayor tasa mayor índice de animales de compañía reportado. De este universo los perros son los favoritos, con 43.8 millones de ejemplares, 16.2 millones de gatos y 20 millones entre peces y aves.

“Un estudio de Forbes mostró que el 78% de los encuestados adquirió una mascota durante el confinamiento por la pandemia de Covid-19, siendo el espectro de 18 a 25 años el más abierto a adquirir una especie diferente a perros y gatos. Esta tendencia también conlleva el cuidado especifico de la mascota en el hogar pues no están exentos de sufrir algún tipo de accidente o generar algún incidente a un tercero”, de acuerdo con cifras del Centro de Asistencia de WOOW, primer Marketplace de Seguros en México.

La mascota es vista como un integrante más de la familia, por lo que también ha crecido el interés en protegerla, según WOOW, que también confirmó que la falta de conocimiento en la existencia de este tipo de pólizas frenan su contratación.

El seguro para mascotas, parte de sus cuidados

La Insurtech comparte además una guía con las ventajas y lo que debemos considerar al adquirir un seguro para mascotas:

  • El seguro que contrates debe respaldar a la mascota en caso de accidentes y/o enfermedades.
  • Debe garantizar que se pueda llevar al animal en cuestión con el veterinario de confianza y no con el que imponga el seguro.
  • La edad de la mascota, tamaño y raza no debe ser un problema para brindar cualquier tipo de cobertura.
  • La cobertura debe especificar cualquier tipo de incidentes, desde atropellamiento, caídas, ataques de otros animales, envenenamiento accidental, ingesta de cuerpos extraños, golpe de calor, gastos funerarios y cualquier hecho derivado de una causa violenta no intencional.
  • Que ofrezca consultas veterinarias vía telefónica y reembolsos por servicio de baño y estética (aquí se deben especificar los montos máximos por evento).
  • Que su cobertura sea nacional.
  • La póliza debe incluir la asistencia de un abogado en caso de algún hecho con responsabilidad civil, como el ataque de un perro a un tercero.
  • Los honorarios médicos deberán cubrir desde las consultas médicas hasta radiografías, análisis y cirugías.
  • Que considere el reembolso en la vacunación anual del animalito.
  • Lo ideal es que los daños a terceros y bienes estén asegurados hasta por 25 mil pesos: como ejemplo, pueden ser ponchaduras a llantas de bicicletas o daños en fachadas, paredes o jardines.

Con información de Forbes.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA