¿Le cortamos el pelo?

Al llegar la temporada de calor, es común pensar que la mejor forma de ayudar a nuestros perros es cortarles el pelo muy cortito, sin embargo, es un error.

Alma Ruiz, Estilista Canino Profesional

¿Por qué estaría mal rapar o cortar demasiado el pelo a nuestras mascotas ante el calor?

Piénsalo de esta forma más simple: además de la sensación térmica del calor, en esta temporada, a nosotros, nos preocupa el impacto del sol. Por esta misma preocupación es que, por mucho calor que haga, nosotros no vamos por la vida desnudos. Así mismo, ellos tampoco deberían hacerlo.

Y claro, sé que nunca considerarías dejarlos como si fueran Xoloitzcuintles, pero definitivamente si tienen un cierto tipo de pelo, es por algo, hay una razón. Por eso, como familia responsable de un peludo, es importante conocer cuál es la función e importancia del pelo en tus animales.

La principal función del pelo es la de proteger la piel. La piel es un órgano sensorial que cumple funciones metabólicas, sensitivas, termorreguladoras y de protección. El pelo forma parte de este sistema, y es imprescindible para ellos, para evitar dejar expuesta la piel y prevenir el frío, el calor, infecciones, dermatitis, filtrar los rayos UV y evitar agresiones mecánicas y químicas (arañazos, raspones, desgarres, contacto directo con productos tóxicos, etc.).

Los perros necesitan su pelo para ayudar a la piel a cumplir con su función y protegerla, razón por la cual no deberíamos nunca cortarlo en exceso, ya que estaríamos exponiendo al animal a diversos problemas de salud.

Pide un corte tipo Cachorro. Es fresco y seguro, con un mínimo de 1cm de largo.

La capa de pelo en la mayoría de los perros esta compuesta por dos tipos:

  • El primario protege la piel de los agentes externos como la lluvia, el sol, los insectos, etc. Este pelo también aporta el color y la textura del manto del perro.
  • El secundario tiene la función de abrigar. Es un pelo mucho más lanoso y menos brillante.

Un pelo saludable

Es muy importante saber que para que el pelo cumpla bien su función debemos mantenerlo cepillado, libre de nudos y pelo muerto, ya que el exceso de este último provoca que el aire no circule bien entre el pelo y la piel y sí genere más calor, pues formaría una capa gruesa de pelo acumulado, similar a traer uno o más suéteres puestos; sin dejar de lado que en ocasiones los nudos muy apretados en el cuerpo pueden llegar a generar hematomas o cortar la circulación en algunas partes sensibles del cuerpo.

En ocasiones, un corte demasiado agresivo, o rapado, también podría provocar incluso problemas de conducta como estrés, tristeza, miedo y hasta depresión, al hacerlos sentir desprotegidos y más vulnerables.

Conociendo todo lo anterior, como tutores responsables debemos, de la mano de un estilista canino profesional, poder tomar mejores decisiones al momento de poner guapos a nuestros amigos, y no pedir que se les rape o les dejen muy corto el pelo.

Y por supuesto, comprométete al cepillado constante en casa para ayudarles a estar en las mejores condiciones posibles, por más tiempo.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA