¡Casa a prueba de cachorros!

¿Tienes un perrito en tu vida o estás por recibir a un cachorro en tu hogar? En el marco del Día Mundial del Cachorro (23 de marzo), te dejamos estas recomendaciones para que prepares tu casa ante la llegada de tu nuevo amiguito.

Dra. Claudia Edwards, etóloga y directora de programas Humane Society International México (HSI/México) FMVyZ UNAM

Los animales de compañía han sido nuestros inseparables amigos durante estos dos últimos años y han permitido que esta etapa sea menos complicada.

1.- Productos de limpieza y químicos: Mantenlos fuera del alcance de tu perrito. Por pequeños que sean, pueden provocarles graves daños.

2.- Plantas peligrosas: Restringe el acceso cerca de ellas. Pueden ocasionarles desde un ligero salpullido hasta una fuerte intoxicación. Las de mayor riesgo son las azaleas y nochebuenas.

3.- Objetos fáciles de romper y piezas pequeñas de juguetes: Aleja los plásticos y botellas de vidrio, estos objetos les pueden llamar la atención para morderlos. Las piezas pequeñas de juguetes pueden asfixiarlo.

4.- Medicamentos: Mantenlos fuera de su alcance porque son de alto riesgo, pueden llevarlo a una situación de emergencia.

5.- Cables eléctricos: Escóndelos o tápalos para que no los mastique. Puede ingerirlos y lastimarse la boca, estómago y/o intestinos.

6.- Zapatos o prendas de ropa: Guárdalos en un lugar lejos de tu cachorro. Por alguna razón desconocida, tus preferidos son los que les encantan para mordisquear o jugar con ellos por toda la casa. Considera mejor darle algún juguete como una mordedera o carnaza para evitar sorpresas.

7.- Área de juego: Los cachorros tienen mucha energía, por ello debes asignar un lugar y horario de juego para que vaya teniendo límites y tu casa no sufra destrozos.

8.- Paseos: En los primeros meses de vida no podrás sacarlo a pasear frecuentemente, debido a que aún no completa su calendario de vacunación. Por ello, en la medida de lo posible, considera dentro de tu hogar o patio un espacio donde pueda correr y se sienta cómodo.

9.- Niños en casa: Debes tomar en cuenta que los cachorros pueden alterarse si se les acaricia de más o si están comiendo; no siempre quieren contacto con el humano, especialmente cuando comen, juegan con sus juguetes o están descansando. Enséñale a los niños a entender cuando el perro ya no tiene ganas de ser acariciado y quiere espacio sólo para él.

10.- Baño: Entrénalo y destina un lugar para que haga sus necesidades, así evitarás que tu casa esté sucia por todas partes. Te llevará tiempo, paciencia y dedicación hasta que tu cachorro logre entender dónde debe orinar y defecar.

Considera también que se requiere:

1.- Kit básico de bienvenida: Debe contener una cama, plato para agua y alimentos, juguetes, cepillo y shampoo; así como una transportadora, correa, collar y placa de identificación.

2.- Visitas al veterinario: Para que valore su estado de salud, inicie su calendario de vacunación, desparasitación y recomiende el mejor alimento, esté al tanto de su crecimiento, de su peso y que juntos vayan resolviendo dudas durante sus cambios de cachorro a adulto.

3.- Elegir su nombre: Debe ser corto, te sugerimos que sea de al menos dos sílabas y que todos los miembros de la familia sean constantes al llamarlo por igual para que se acostumbre y responda rápidamente.

4.- Reglas de cuidado: Ten presente que en cuanto llegue a tu hogar, debes establecer reglas sobre el cuidado correcto de tu cachorro. Si hay niños, por ejemplo, evita que le jalen la cola, orejas o alguna otra parte del cuerpo e insiste que nunca lo reten, le peguen o lo persigan. Enséñale al niño como acercarse, acariciar y tratar al perro. Asigna también roles para limpiar y dar de comer.

¡Cuídalo y bríndale mucho amor!

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA