Aves en casa

No es tan fácil como parece, y aunque en México la compra de aves para tenerlas en casa va a la baja, aún es importante entender todas las responsabilidades que conlleva tener estas maravillas de la naturaleza en casa.

La mayoría de nosotros somos capaces de identificar un ave, sabemos que tienen el cuerpo cubierto de plumas, dos alas y un pico; se pueden desplazar por vuelo o caminando con su dos patas; todas son inteligentes, responden de manera muy sensible al medio en el que se encuentren.

Sin embargo, para tenerlas en casa, no basta con reconocerlas e identificarlas, es importante y vital conocer sus cuidados médicos, su alimentación, el tipo de convivencia que las motiva, la cantidad de ejercicio que deben hacer cada día, su ambiente y el tipo de enriquecimiento que las tendrá sanas física y mentalmente.

Por si fuera poco, la mayoría de ellas viven muchos años, así que antes de aceptar, adoptar o rescatar un ave de compañía, piensa en el compromiso que deberás tener todos los días de su vida, y que en algunos casos, vivirán más que nosotros. A continuación te damos los parámetros fisiológicos de las especies de aves más comunes que se tienen como animales de compañía.

Ahora que ya sabes cuánto puede vivir contigo, el siguiente paso es entender y contestarte las siguientes preguntas, que te ayudarán a poner en una balanza y tomar la mejor decisión para ellas.

  • ¿Necesito una ave de compañía en mi vida?
  • Si la voy a comprar, ¿es legal?, ¿no está en peligro de extinción?
  • ¿Mi estilo de vida me permite convivir con una y brindarle una calidad de vida adecuada?
  • ¿Mis planes de vida a cinco, diez, veinte, cuarenta años son compatibles con su bienestar?
  • ¿Tengo la capacidad económica y el espacio para mantener a un ave de compañía?
  • Si vivo acompañado, ¿todos en casa están de acuerdo en compartir el espacio con un ave?
  • ¿Tengo o he presentado indicios de alergias ante animales con plumas?
  • En caso de que yo no pueda cuidarla, por enfermedad o muerte, ¿quién puede hacerse cargo de ella?

Sin duda, estas preguntas nos ayudarán a valorar nuestras posibilidades económicas, de tiempo, compromiso, personalidad, espacio, etc., y determinar si son compatibles con la llegada de un nuevo miembro emplumado.

Estos bellos animales tienen la capacidad de formar vínculos muy fuertes con los seres humanos, y por tal motivo, provocan el deseo de mantenerlos en cautiverio, sin embargo, la falta de información los condena a sobrevivir o mal vivir durante años hasta que mueren en muy malas condiciones. Busca y visita a un Médico Veterinario que sea especialista en aves para que juntos elijan la mejor especie que se adapte a ti y a tu espacio.

Las dos especies de aves más comunes que se adoptan como animales de compañía en Mé – xico son:

Canarios o Canary (Serinus canaria)

Pertenecen al orden paseriforme. Se clasifican en 3 grupos: canarios de canto, canarios de forma y canarios de color. El alojamiento que requiere es pequeño. Poseen hermoso plumaje y son muy cantores. Son dóciles y alegres, sin embargo, algunos machos pueden presentar disputas territoriales cuando en época de apareamiento. En general, la mayoría de las hembras no cantan o lo hacen poco, así que si escuchas su canto, es altamente probable que sea macho.

Periquitos australianos o Budgies (Melopsittacus undulatus)

Son psitácidos de pequeña talla, tiene muchos patrones de colores vivos. Su alojamiento y manutención es bajo y se adaptan a espacios pequeños. Son sociables, así que pue – den alojarse en pareja o grupo. Cuando llegan a la madurez sexual, su membrana carnosa que se encuentra en la parte superior del pico adquiere un color azul en machos y marrón en hembras. Al ser una especie con muchas generaciones en cautividad, se les puede domesticar fácil y rápidamente. Poseen la capacidad de imitar sonidos, sin embargo, no son capaces de desarrollar un vocabulario. Desgraciadamente, son extremadamente propensos a tumores.

Las aves presentan problemas y cambios de conducta, principalmente en la adolescencia, madurez sexual y épocas de apareamiento, pero de la mano de un médico especialista evitarás automutilación, peleas y problemas que afecten en general su salud.

Cualquier animal de compañía es un compromiso para toda su vida, y la satisfacción personal nunca es sinónimo de bienestar animal.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA