¡Gatos tragones! El vómito por atracones de comida

El vómito, es un signo multifactorial y relativamente común en el gato. Las razones por las que se presenta en nuestro gato van desde acumulación de pelo tras el acicalamiento, hasta por graves problemas de salud como insuficiencia renal.

Mvz Samantha Hay-Parker, Technical Advisor Boehringer Ingelheim Animal Health

Al existir tantos posibles factores implicados en el vómito del gato, es muy importante acudir con un veterinario para que pueda ir descartando las posibles causas, encontrar la causa definitiva no siempre es fácil y en ocasiones puede pasar tiempo para lograr llegar al diagnóstico como sucedió con mi gato, que a pesar de tener una tutora veterinaria, encontrar la razón de la causa de su vómito ocasional fue un poco complicado.

La historia de “Gatito”

Les comparto mi experiencia como médica y tutora, para que, si están pasando por algo similar, tomen en cuenta algunos puntos clave:.

“Gatito” nació prematuro y tuve que criarlo de forma artificial a través de una sonda de alimentación.

Tras meses complicados, finalmente llegó un punto en que comenzó a alimentarse sin ayuda. Pasaron alrededor de seis años y era un gato totalmente sano, sin embargo de un momento a otro, comenzó con vómito. Todo parecía indicar que era gastritis, era un gato nervioso y sucede comúnmente. Todo ese año ocasionalmente vomitaba, se daba tratamiento y mejoraba por un tiempo.

Con el paso del tiempo, el vómito se hizo más constante. Pasó por varias pruebas de sangre, ultrasonido y endoscopía para asegurarnos que nada más grave existía y afortunadamente los resultados indicaban que él estaba bien, pero con vómito. Aunque comía un muy buen alimento, comenzamos a sospechar de alergia a algunos ingredientes de la fórmula. Hice el cambio a un alimento hipoalergénico (hidrolizado) de inmediato y así fue también la mejoría, dejó de vomitar.

Sin embargo, alguna ocasión este alimento estuvo agotado por varias semanas, lo que me obligó a comprar de nuevo el alimento que consumía antes; dada mi emergencia, lo que hice fue revolver con el alimento que tenía, consciente de estar arriesgando mucho de su avance. Para mi sorpresa, eso no sucedió, gatito siguió sin vomitar y decidí arriesgarme y darle nuevamente el alimento que consumía antes sin mezclar con el hipoalergénico.

Atracones de comida

Antes de tres días, gatito comenzó a vomitar de nuevo, pero esta vez observé todo lo que hacía: me pude dar cuenta que Gatito amaba esa comida y le pegaba unos enormes mordiscones y que, si terminaba su comida, se iba a comer la de los otros gatos, aunque era bastante discreto en sus fechorías.

Por fin encontré la causa y el tratamiento, a mi gato no le gustaba mucho el hidrolizado, y era por eso que no realizaba atracones de alimento, revolver ambas comidas fuero el fin del problema de vómito. ¿Podría darle algo distinto que el hidrolizado? Seguramente sí, pero tendría que ir buscando qué comida no le gusta tanto, pero que fuera buena. Hoy Gatito tiene 12 años y sigue comiendo esta mezcla que funcionó en su caso.

Es importante que seamos observadores cuando algo no está bien, en ocasiones la respuesta a los problemas está enfrente de nosotros y sería una ayuda enorme para el veterinario conocer este tipo de antecedentes.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA