¿Cómo perciben el dolor los conejos?

Dra. Claudia Edwards, Humane Society International México FMVZ UNAM

Los conejos y liebres han sido animales venerados a lo largo de la historia. En Egipto se asociaba con la diosa lunar Lunit y acompañaba a los muertos en su tránsito a la otra vida, por eso se las podía representar con el hongo funerario en su boca. En el cristianismo fueron representados en contextos funerarios con valores positivos. Con el paso de los años los conejos han sido vistos como comida, animales de compañía y han sido ampliamente usados en pruebas de laboratorio.

Los conejos poseen un sistema límbico que les permite tener emociones, así como todas las estructuras cerebrales y la fisiología para sentir dolor y placer. Un estudio publicado en abril del 2020 ha concluido que, si bien la analgesia del conejo ha mejorado en los últimos años de forma similar a la tendencia observada en otros animales de compañía, en general, parece que la evaluación del dolor todavía es limitada en ellos.

Conocer el estado emocional y la presencia de dolor en nuestros conejos es muy importante, pues es de esta manera en la que podemos adecuar nuestra conducta y ambiente, así como proveerles atención veterinaria cuando la requieren.

Las manifestaciones clínicas del dolor en esta especie, pero pueden pasar inadvertidas si el dolor es de intensidad leve, por lo que te diremos cómo puedes identificar el dolor en tu conejo según la Comisión Ética Asesora para la Experimentación Animal de la Universidad de Zaragoza:

Signos generales de malestar

Actividad reducida
  • El conejo permanece inmóvil o se desplaza lentamente o con esfuerzo o cojera.
Deshidratación
  • Pelo sin brillo, piel sin elasticidad, ojos hundidos.
  • Depresión, letargia, apatía.
Acicalamiento anormal

(no se bañan) y empeoramiento del pelaje.

Cambios en la ingestión de agua y alimento
  • Es reducida, se prolonga en el tiempo o incluso, la comida se cae de la boca.
Estrabismo
  • Los ojitos están bizcos, secreciones oculares, ojos cerrados, palidez (albinos).
Posturas anormales
  • Contracciones del abdomen, arqueamiento al estar sentado, presiona la cabeza en la jaula o de una pared.
Autoprotección de la zona dolorosa
  • Frotarse con la esquina de la jaula, tendencia a esconderse (cuando no son conejito que lo hagan comúnmente) o agresividad súbita inesperada.
Pérdida del interés
  • Indiferencia por lo que le rodea.
  • Rechinar de dientes.
Vocalización o rechinar de dientes
  • Cuando se mueve, defeca, orina o durante la manipulación.
Respira distinto
  • Incluso cambios sutiles
Incapacidad
  • Para descansar o dormir o trastornos del sueño
Expresión facial de ansiedad
  • Pupilas dilatadas
Salivación incrementada
Aislamiento del grupo

Dolor leve a moderado

Descarga ocular, la membrana del ojo se les ve afuera como una carnosidad roja o la luz les molesta mucho, constipación o diarrea, depresión, apoyo de la espalda en el fondo de la jaula, acicalamiento excesivo, ingesta reducida de agua y alimento, desinterés, agresividad o vocalización durante la manipulación, rechinar de dientes.

Dolor intenso o crónico

Rechinar de dientes, letargia, deshidratación, pérdida de peso, presencia de heces en la zona anal, pérdida de masa muscular en las patas traseras, producción reducida de heces nocturnas, falta de respuesta a estímulos.

Identificar si se siente mal es de mucha relevancia para la salud y bienestar de tu conejo, pero además en la actualidad es muy relevante para el país, ya que se ha detectado el brote de la enfermedad hemorrágica viral de los conejos en al menos 9 estados de la República.

Es una enfermedad altamente contagiosa, que afecta únicamente a los conejos domésticos y silvestres de la especie Oryctolagus cuniculus; caracterizada por provocar la muerte súbita de los animales afectados.

Conejos amados en casa

Lamentablemente existen conejos que no tienen la fortuna de tener una familia que se preocupen por ellos, por si tienen dolor o si la pasan bien, al contrario, son sometidos a pruebas crueles y dolorosas muchas veces sin el beneficio de recibir medicina para no sentir dolor. Las pruebas de cosméticos en animales todavía son legales en México, pero, ya no son necesarias porque hay miles de ingredientes inocuos y pruebas alternativas que resultan más baratas y más confiables que las pruebas en animales.

En muchas ocasiones los animales se quedan ciegos, sufren irritación, inflamación, convulsiones y muerte, frecuentemente sin que se usen analgésicos. Es frecuente que estas pruebas produzcan resultados inexactos o erróneos.

40 países, incluyendo el mayor mercado mundial de productos de belleza, la Unión Europea, así como Guatemala, Colombia, Noruega, Suiza, Israel, India, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Turquía, Taiwán y varios estados de Brasil, han promulgado prohibiciones totales o parciales de pruebas en animales de productos e ingredientes cosméticos.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA