Tutores de mascotas buscan mantener la medicina a distancia después de la pandemia

Durante la pandemia, los veterinarios llevaron muchos seguimientos a través de canales digitales, como zoom. Ahora que algunas ciudades vuelven a la “normalidad”, muchos veterinarios y tutores de mascotas desean que se siga implementando la llamada “telemedicina”.

Como ejemplo, un grupo de veterinarios y dueños de mascotas en California está pidiendo al estado que permita más telemedicina para animales, incluso después de que termine la pandemia.

California, un ejemplo a considerar

En una demanda federal, la Sociedad de San Francisco para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (SPCA, por sus siglas en inglés) alega que el estado no debe poner fin a las exenciones permitidas durante la pandemia para las consultas remotas y pide que las reglas se flexibilicen aún más.

“Las personas pueden usar la telemedicina para sí mismas y sus hijos, entonces, ¿por qué no para sus mascotas? La telemedicina puede ser una herramienta vital para mejorar la vida de los animales y de quienes los aman”.

Brandy Kuentzel, consejero general de la SPCA de San Francisco.

La pandemia cambió la forma en que la gente vive y trabaja, y muchos quieren que esas modificaciones se mantengan después de que se desvanezca la amenaza del COVID-19. Como señala el requerimiento, las personas “viven en un mundo que se acostumbró a tener a diario citas médicas, audiencias judiciales y educación vía Zoom y otras plataformas de teleconferencia en línea”.

La demanda sostiene que los dueños de mascotas y los veterinarios tienen el derecho a la libertad de expresión de la Primera Enmienda a la telemedicina. Las restricciones a los veterinarios también violan las garantías de igualdad de protección porque los médicos que tratan a las personas pueden hacerlo de forma remota, argumenta la presentación.

Contras de la telemedicina

California justificó sus reglas que restringen la telemedicina veterinaria con el argumento de que los animales no pueden hablar, dice la demanda. Pero los médicos visitan regularmente a los pacientes que no pueden hablar, incluidos los bebés, y confían en los miembros de la familia para transmitir la información.

Una regla pandémica que expirará en junio permite a los veterinarios de California tratar a los animales de forma remota, si ya eran pacientes.

El grupo -integrado por dueños de mascotas y veterinarios nombrados como demandantes en el requerimiento- remarca que las consultas remotas también deberían permitirse para los nuevos pacientes y animales con nuevas afecciones. El documento señala que muchos animales se ponen extremadamente ansiosos cuando los llevan al veterinario, y algunas personas viven en lugares lejanos sin fácil acceso a especialistas en animales.

Réplica en otros países

California fue uno de los muchos estados que flexibilizaron las restricciones de telemedicina veterinaria durante la pandemia, que provocó un auge en la adopción de mascotas. Los veterinarios en Ontario, Canadá, han utilizado con éxito el tipo de telemedicina que busca el requerimiento durante casi tres años, según una declaración que acompaña la demanda.

Con información de Los Ángeles Times

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA