El Dragón barbado

Una de las lagartijas más carismáticas que se pueden tener en casa, es la Pogona vitticeps, un simpático saurio que es conocido como Dragón barbado o simplemente Pogona.

M en MVZ Miguel Ángel Galindo

En la naturaleza, las Pogonas son habitantes exclusivos de las zonas áridas y semiáridas de  Australia, debido a sus hábitos diurnos y semiarborícolas. Generalmente se les encuentra tomando el sol en ramas bajas, arbustos  o sobre las rocas. En las horas más cálidas del día se resguardan en grietas en las paredes rocosas o en madrigueras debajo de la tierra.

¿Cómo son?

Los adultos llegan  a medir hasta 60 cm, de los cuales la mitad corresponden a la cola. Sus patas son fuertes y les permite mantener su cuerpo sin contacto con la tierra mientras camina. El dimorfismo sexual (diferencia entre machos y hembras) no es muy marcado, sin embargo, los machos tienen la cabeza más grande, la base de la cola más gruesa, la gola más pronunciada y obscura y presentan poros femorales.  Su coloración es muy variada, yendo desde el color café hasta los amarillos, además son capaces de cambiar ligeramente sus tonalidades para ayudar a termorregularse.

Cuentan con escamas especializadas en forma de espinas de lado a lado de su cuello, en la parte trasera de su cabeza y a ambos lados de su cuerpo, el cual es de forma aplanada, excepto cuando se siente amenazada y aumenta su volumen corporal (se infla) y el de su papada espinosa la cual también se oscurece más, dando la apariencia de una barba, de ahí su nombre.

La primera vez que fue descrita esta especie fue en 1926, desde esa fecha hasta hoy han habido grandes avances en la crianza de esta especie en cautiverio, tanto así, que en la actualidad se pueden adquirir Pogonas de colores espectaculares (rojas, amarillas, azules) los cuales se han logrado con el manejo genético por parte de los criadores.

Algo de su comportamiento…

Aunque en ocasiones se pueden ver en grupos en los lugares en donde abunda el alimento o lugares de asoleo, no son animales sociales, por lo que siempre se demuestra la jerarquía en el grupo con el macho alfa (macho dominante) moviendo rápida y repetidamente la cabeza de arriba abajo e inflando su gola (papada) mientras que el individuo beta mueve lentamente su cabeza en señal de sumisión. Entre otras cosas, el ritmo en el movimiento de la cabeza es un idioma que manejan las Pogonas para comunicarse entre ellas.

¿Y su reproducción?

Las Pogonas llegan a su madurez sexual entre el año y los tres años de vida.  Aunque como en todos los reptiles, el tamaño y velocidad con que se desarrolle son los factores más importantes para determinar el momento de la madurez. La cópula se lleva a cabo en la primavera y verano, aunque en cautiverio se puede dar en cualquier momento del año. Las hembras ponen hasta 24 huevos por ovoposición y llegan a tener hasta 9 ovoposiciones al año.  Las hembras se caracterizan por tener una reserva de esperma de la cópula por lo que son capaces de ovopositar varias veces huevos fértiles provenientes de una misma cópula. En condiciones de cautiverio, los huevos eclosionan de 55 a 75 días a 28.9°C.

¿Qué comen?

Las Pogonas viven en lugares en los cuales la comida es difícil de conseguir por lo que sus hábitos alimenticios son omnívoros oportunistas, es decir, en vida libre comen una gran cantidad de materia vegetal y una gran variedad de insectos y pequeños mamíferos que se atraviesan en su camino.

Las Pogonas en casa…

Tal vez para este momento del texto ya estés pensando en dónde vas a comprar a instalar a tu nueva Pogona, e incluso tal vez hasta ya tengas el nombre que le quieres poner, pero alto, hay que considerar que el cautiverio es algo que tú decides para tu mascota y es tu responsabilidad tenerlo al 100%, así es que checa los siguientes consejos y toma una sabia decisión.

Carácter

El simpático semblante de estas criaturas concuerda perfectamente con su dócil carácter, por lo general, si desde pequeñas se les acostumbra al manejo cotidiano no habrá ningún intento de agresión y no representará ningún peligro para el dueño.

El terrario

Si bien el tamaño del terrario depende del tamaño de la Pogona (cría, juvenil o adulta), podemos decir que entre más espacio se le pueda proporcionar es mejor y que nunca es demasiado, sin embargo existen estándares en cautiverio que contemplan el bienestar de las mascotas en un lugar delimitado (terrario). Debido a que sus hábitos no son del todo arborícolas, las Pogonas necesitarán un terrario más largo que alto, por lo que en general podemos proporcionar mínimo 50 cm de largo para una Pogona cría, mínimo 70 cm para una juvenil y mínimo 120 cm para una adula.

La ambientación tendrá que ir de acuerdo con la distribución natural de esta especie, es decir, se tendrá que imitar un ambiente muy cálido y con poca humedad. El Rango Óptimo de Temperatura Preferida (POTZ por sus siglas en ingles) va de los 30 a 35°C durante el día y entre 20 y 23 °C en la noche. La humedad relativa deberá estar siempre por debajo del 30%. Para llevar una medida precisa de estos factores te tendrás que hacer de un termómetro y de un higrómetro ambiental.

La dieta en casa

Como ya lo habíamos platicado, las Pogonas requieren consumir materia vegetal y animal. En el primer rubro, podemos proporcionar una gran cantidad de vegetales (teniendo en consideración evitar los que son altos en oxalatos, como las espinacas o las acelgas).

En cuanto a la proteína de origen animal, los grillos representan el principal aporte ya que son los más fáciles de conseguir como alimento para reptiles; las zoofobas y los tenebrios son también parte de la dieta aunque éstos se deberán proporcionar de manera ocasional, ya que los altos niveles de quitina de su exoesqeleto los hace un alimento de difícil digestión. Los gusanos de cera también forman parte de la dieta, sin embargo se deberán de proporcionar esporádicamente ya que aunque son muy palatables para ellos, son muy pobres en cuanto a nutrientes.

Los insectos capturados del jardín o del medio silvestre en general no son recomendados como parte de la dieta, ya que independientemente de la cantidad de parásitos que puedan transmitir a la mascota, algunos pueden ser venenosos para las Pogonas, como las luciérnagas, que incluso pueden ser mortales.

Ahora sí…

Las Pogonas pueden ser una mascota única por su belleza, tamaño e interesante comportamiento. Así es que si con toda esta información, ya has decidido que podrías ser el dueño ideal para este tipo de mascota…  ¡pon manos a la obra!

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA