¡Primavera! Enfermedades e incomodidades que podría sufrir tu mascota

La primavera es una temporada en que todo florece y el sol es radiante, pero también viene acompañada de lluvia, viento e incluso cambios drásticos de temperatura.

A muchos humanos les afecta y también a nuestras queridas mascotas en gran medida. Por este motivo, ABC recopilo consejos de Kiwoko y Kivet para tener en cuenta en esta época del año.

Joaquím Toset, veterinario de Kivet Gavarres, explicó que la sensibilidad nos corresponde razas determinadas:

“No tendríamos que hablar tanto de especies, sino más bien de individuos. Es decir, cada animal tiene una preparación y una forma diferente a los cambios de estación, ya sea por edad, tamaño o patologías previas”, afirma Toset.

Alergia al polen

Los perros, al igual que los humanos, pueden sufrir alergias en esta temporada. Y aunque la provocada por el pólen es la más común, también existen otros alérgenos.

Para los humanos los síntomas son comúnmente respiratorios, sin embargo en los perros los principales síntomas son dermatológicos. El tratamiento principal es evitar el contacto con el alérgeno si sabemos cuál es, pero muchas veces es difícil si se encuentra en el medio ambiente en general. Por ello lo más seguro es que se requiera medicamento, asegura Joaquím Toset, y en el caso del polen los baños terapéuticos que ayudan a calmar la piel y a retirar la acumulación de alérgeno y carga bacteriana.

Parásitos primaverales

Para prevenir los parásitos en las mascotas con la llegada de la primavera, depende de la zona y el clima ya que en el caso de los parásitos externos pueden hacer acto de presencia cuando comienza la estación o incluso antes de que llegue. Por eso, es importante empezar a proteger a nuestras mascotas cuanto antes. La manera de hacerlo es empleando productos repelentes que actúan con moléculas que evitan el contacto de los parásitos con las mascotas, evitando de esta manera las picaduras.

“Es importante que, una vez escogido el tratamiento adecuado, hay que ser estrictos con las pautas de administración y, sobre todo, nos fijemos contra qué actúa el producto, ya que no todos son efectivos contra los mismos parásitos”, comenta Joaquím Toset.

Insectos

Los más comunes son la pulga, la garrapata y el mosquito flebótomo, este último responsable de la leishmaniosis. La leishmaniosis, transmitida por el flebótomo es la más conocida, pero hay más como la ehrlichiosis transmitida por la garrapata o la mycoplasmosis transmitida por la pulga. Por ello, desde Kivet recomiendan que para evitar males mayores lo más importante es la prevención para evitar que el parásito no transmita ninguna enfermedad al organismo y nuestra mascota no se vea afectada.

Otro de los factores importantes a tener en cuenta en esta época del año es la aparición de la oruga procesionaria. Su leve contacto puede llegar a producir una reacción inflamatoria en los perros que se acercan a ellas para olerlas o incluso lamerlas. Por culpa de ellas un tranquilo paseo puede convertirse, en algunos de los casos, en una lucha por salvarle la vida.

Estas una vez que eclosionan invaden calles y jardines y esos «bichitos» se convierten en uno de los peores enemigos de nuestros perros -sobre todo los que tienen el síndrome de perro aspiradora- y los niños que jueguen cerca de ellas. Lo menos que producen es escozor; pero pueden complicarse las cosas y llegar a graves extremos si no se evita a tiempo. Es es importantísimo reaccionar rápidamente en caso de ingesta para evitar consecuencias nefastas y acudir de inmediato al veterinario.

La terrible muda de pelo

En palabras de Joaquím Toset, la muda del pelo es un proceso completamente natural y necesario para nuestras mascotas pero “debemos controlarlo para estar seguros de que no hay nada fuera de lo normal, ya sea caída exagerada o zonas de alopecia”, lo cual ya sería un motivo para llevarlo al veterinario. También es muy importante dedicarle un poco tiempo para retirar la muda que se queda enganchada en el animal, evitando al mismo tiempo la acumulación de nudos y suciedad. Una buena cepillada viene de maravilla.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA