Buscan que los animales sean sujetos de derechos en la Constitución Mexicana

El grupo parlamentario mayoritario de Morena en la Cámara de Diputados presentó iniciativas para modificar la Constitución y reconocer en la Carta Magna que todos los animales, no humanos, son sujetos de derechos por ser seres que sienten y conscientes.

A través de la diputada federal, Lorenia Iveth Valles Sampedro, buscan reformar el artículo cuarto de la Constitución para que el Estado mexicano considere a los animales como seres sintientes y con derechos.

“Toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar. El Estado garantizara el respeto a este derecho. El daño y deterioro ambiental generará responsabilidad para quien lo provoque en términos de lo dispuesto por la ley. Asimismo, el Estado considerará a los animales como seres sintientes sujetos de derechos, para lo cual se adoptarán las provisiones necesarias para garantizar su protección, bienestar, trato digno, respetuoso, tutela responsable y fomentar una cultura de cuidado”, define la modificación.

En sus argumentos, la legisladora Valles Sampedro explica que la importancia de esta iniciativa radica en reformar el párrafo quinto del artículo 4o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para reconocer a los animales no humanos como sujetos de derechos, por ser seres sintientes y consientes, y por lo que toca a la legislación aplicable, será una que expida el Congreso de la Unión mediante la definición de competencias concurrentes entre los distintos órdenes de gobierno en materia de bienestar animal.

Hospitales para mascotas

En otra iniciativa, Valles Sampedro también busca modificar el artículo 115 de la Constitución Política para que haya hospitales veterinarios para animales domésticos.

“Participar en la creación y administración de zonas de reservas ecológicas y en la elaboración y aplicación de programas de ordenamiento en esta materia, así como operar hospitales veterinarios para animales domésticos”, describe su propuesta de modificación del inciso G del artículo 115 de la Carta Magna.

En su exposición de motivos, la legisladora explica que se debe entender que la salud de las personas, no es nada más la ausencia de enfermedad, sino un estado de bienestar físico, mental y social, lo cual nos hace interactuar directamente con las mascotas o animales domésticos y debemos cuidar junto con nosotros su salud, pues si los vemos lastimados nos duele y si se enferman en algunos casos nos pueden trasmitir el padecimiento.

“Por lo cual que sugerimos que la facultad de atender la salud de los animales domésticos o mascotas debe estar plasmada en la Constitución a favor de los ayuntamientos en principio, sin perjuicio del orden federal o estatal y conforme se vayan desarrollando estructuralmente, dado que no se les impone una carga directa de hacer en lo inmediato, si no como vayan creciendo en sus necesidades sugerimos como nombre a dicha institución Hospital Veterinario para Animales Domésticos”, define.

Con información de El Universal.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA