Hombre quita la herencia a sus hijos y se la deja a su perro

Un agricultor en India, decepcionado de sus hijos, les quitó la herencia y cambió su testamento a favor de su perrito.

Las herencias familiares pueden volverse problemas que terminen con los integrantes de la misma. despertando conflictos entre los posibles herederos. A pesar de ser muchas las veces que se han sabido de historias de grandes problemas en familias, pero pocas veces se conoce a un hombre que decidió destinar sus bienes a su perrito. 

El señor Om Narayan Verma, de 50 años de edad, ha retirado parte de su herencia a sus hijos ya que ellos lo tienen sumamente decepcionado por un tema de intereses. Su nuevo benefactor es su siempre fiel y consentido cachorro Jacky.

El conflicto familiar

Om Narayan Verma es un agricultor de la localidad de Chhindwara, donde posee más de 21 hectáreas de tierra que lo han colocado como un hombre importante de negocios. Pero esta gran cantidad de territorio despertó las disputas familiares entre sus hijos.

El señor Verma ha tenido dos matrimonios. De su primer compromiso tuvo dos hijas y un hijo, mientras que del segundo  -donde aún se mantiene unido- tiene dos hijas más. Así fue como comenzó el conflicto de interés entre todos los descendientes.

Mejor que se lo lleve el perro

Los hijos de ambos matrimonios han tenido enormes peleas por obtener la mejor parte del testamento, cansando y decepcionado a su padre por las conductas tan interesadas.

El agricultor actualizó su testamento y le otorgó una parte importante de la herencia a su actual esposa Champa Bai. Sin embargo, la modificación más destacada fue la inclusión de su perrito Jacky como uno de los herederos más beneficiados, incluso por encima de sus hijos.

De acuerdo con The Indian Expresss, Narayan especificó en el documento que aquella persona que cuide de su perro tendrá derecho a usar la parte de la herencia del animal. De la misma manera, quien se haya hecho cargo del cachorro adecuadamente, será el heredero de la fortuna de Jacky cuando este muera.

“Puse nombre de mi perro para asegurarme de que los miembros de mi familia tomen el cuidado adecuado de Jacky incluso después de mi muerte…”, dijo el agricultor.

Así, ha dado una valiosa lección a sus hijos y le asegura a su fiel amigo un buen futuro con cuidados y sin la falta de nada material.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA