¿Serpientes como mascotas? Estas son las más comunes

Existen más de 3.000 especies de serpientes en el mundo, pero la mayoría ni se puede tener como mascota. Para tenerlas en casa, no debe ser un espécimen venenoso ni superar los dos kilos de peso: un reptil grande en manos de alguien que no tiene ninguna formación ni experiencia en su cuidado puede ser muy peligroso.

Para cualquiera que sea tu elección, es necesario un ambiente adecuado y controlado para su bienestar: un terrario acorde a su tamaño y especie, la humedad y temperatura que requiere y una fuente de luz exclusiva para ella.

 Tipos de serpientes más comunes como mascotas

Serpiente de maíz

La serpiente de maíz es uno de los reptiles más populares; no venenosa y como adulta puede llegar a medir 1,5 metros. Su esperanza de vida es de 20 años en cautiverio.

Su cuidado es muy sencillo. Lo más importante es un terrario donde pueda moverse y tenga una temperatura entre 22 y 30 grados. Es un animal de hábitos nocturnos, así que hay que apagar la luz por la noche. En cuanto a su alimentación, ama los ratones congelados y suplementos alimenticios recomendados por el veterinario.

Serpiente “falsa coral”

La serpiente de leche o falsa coral, es una de mejores serpientes como mascotas por su carácter muy amable y tranquilo. Mide entre 0,5 y 1,5 metros, y pesa entre 300 y 1.300 gramos Su esperanza de vida en cautividad está entre los 20 y los 25 años.

Lo más recomendable para esta serpiente es usar un terrario de cristal que cuente con una buena ventilación y a una temperatura de entre 26 y 32 grados, aunque por la noche puede bajar a 21 grados. Se le deben proporcionar ratas y ratones congelados. Los ejemplares adultos comen una vez cada 10 o 14 días.

<a href='https://www.freepik.es/fotos/arbol'>Foto de Árbol creado por jcomp - www.freepik.es</a>
Pitón de la India

Esta es una especie perfecta para principiantes por sus cuidados son sencillos. Es muy sociable y amable. Necesita de mucho espacio: puede llegar a medir tres metros de largo. Le gusta bañarse, así que es importante tenga a su disposición un tanque de agua.

Lo ideal para esta serpiente es contar con un espacio exterior dónde colocar un terrario para los días de sol. La humedad siempre debe estar por encima 65% y la temperatura entre 28 y 40 grados.

Serpiente jarretera

Aunque no es tan conocida, es una de las mejores serpientes para tener como mascota porque es totalmente inofensiva y tiene un carácter muy dócil. Además, no requiere de grandes cuidados y su manejo es muy fácil.

Solo mide entre 50 y 80 centímetros de largo. Se alimenta de pequeños animales, principalmente anfibios. Los ejemplares adultos comen cada cuatro o seis días.

Si no tienes experiencia con los serpientes, lo mejor es que elijas una especie que requiera pocos cuidados, como la de maíz o falsa coral.

Para todas se debe mantener una alimentación y una higiene adecuadas, evitando que el terrario donde vive el animal no se contamine por heces, por lo que es importante limpiarlo una o dos veces a la semana.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA