¡Conoce al mexicanísimo ajolote

Brenda A. Tinajero Jiménez, Exotic Pet Medical Center

Sin duda, una de nuestras especies más famosas y conocidas es el ajolote mexicano (Ambystoma mexicanum), inconfundible por su original aspecto y su capacidad de regeneración. Es un anfibio endémico, esto es, que de manera natural sólo lo encontramos en nuestro país: vive específicamente en los lagos de Xochimilco (CDMX).

Y está en peligro…

Actualmente y desde hace muchos años, está en peligro de extinción. Un factor importante ha sido la reducción de su hábitat por la desecación de los lagos, y aunque ahora se llenan de manera artificial, es con agua proveniente de plantas de tratamiento.

Esto, más la contaminación del medio acuífero, ha llevado a realizar limpiezas profundas del lago, afectando la calidad del agua, la cual no es adecuada para su supervivencia, ya que necesita requerimientos ecológicos específicos.

De hecho en los años 70 su población disminuyó considerablemente, cuando se introdujeron carpas y tilapias en el lago de Xochimilco, lo que causó efectos negativos como la modificación de su hábitat y su depredación. Además, se le sigue capturando por tradición como alimento o por usos medicinales, y para colmo, incluso en algunos acuarios se le vende clandestinamente.

No es de extrañar que se haya reducido de manera alarmante, imagínate: la población de ajolotes de Xochimilco pasó de 6.000 ejemplares por kilómetro cuadrado en 1998 a… ¡sólo 36 por km2 en 2014!

Pero, ¿se está haciendo algo para su recuperación?

Desde 1989 se inició el proyecto para la conservación del ajolote mediante su cultivo y siembra en Xochimilco, por parte de las autoridades. Otros esfuerzos para su conservación los han llevado a cabo instituciones académicas como la UAM y la UNAM. Sin embargo, su reintroducción no será exitosa hasta que las condiciones en su hábitat no mejoren.

Es por eso que hoy en día las acciones para su conservación se enfocan en optimizar las condiciones de los canales de Xochimilco a través de la educación, el ecoturismo, la restauración del hábitat (por supuesto), y el control de especies introducidas de peces.

Otra estrategia es el mantenimiento y reproducción controlada en cautiverio por criaderos establecidos y regulados por la Semarnat, los cuales cuentan con los permisos necesarios para aprovecharlo de forma sustentable y evitar su extracción ilegal. Incluso estos centros de reproducción ya se encuentran en posibilidad de exportar algunos.

¿Por qué es importante protegerlo?

Todos los animales son importantes, cada uno cumple una función en el planeta y el ajolote no es la excepción. Se le han atribuido propiedades medicinales, y gracias a su capacidad de regeneración, ha sido estudiado para curar enfermedades como el cáncer y enfermedades respiratorias.

Pero no sólo es importante en términos biológicos sino también culturales, al ser una de las especies más características y emblemáticas del país, formando parte de la cultura e historia. Su extinción no sólo significaría perderlo, sino perder parte de nuestra identidad como mexicanos.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA