Cómo mantener calientito y con luz a tu reptil

MVZ Laura Martínez León, Exotic Pet Medical Center

Un buen funcionamiento del metabolismo de tu reptil depende de la temperatura ambiental y de la iluminación. Esto es bien importante para evitarle enfermedades.

Fuentes de calor

Utiliza focos de cerámica o focos de luz infrarroja que no afectan su ciclo circadiano. Si es necesario, pon placas térmicas o calentadores automáticos y regulables para el agua (en el caso de tortugas semiacuáticas o acuáticas).

La única manera de monitorear la temperatura con exactitud es con un termómetro digital (áreas secas), o uno de alcohol sumergible (para el agua).

¿Cuánta luz?

Tu bichito necesita 12 horas de luz y 12 de oscuridad. Excederte hará que esté más ansioso o más letárgico. Si puedes proveerle de luz natural (sol directo, pero ojo, siempre con opción a sombra y agua disponible), ¡perfecto! Si no, instala un foco de rayos UVB y uno de rayos UVA, mínimo ocho horas al día.

Si llega la noche y lo tienes con luz artificial, lo ideal es que cubras el terrario con una manta para que pueda descansar.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA