Maullidos y serenatas nocturnas

MVZ Ruy Baruch Bucio, Consulta privada en Etología clínica de gatos

“Mi gato se la pasa maullando por la noche. No sé si sea un problema de comportamiento y qué puedo hacer”.

Tuviste un día pesado y lo único que quieres es descansar. Y cuando te dispones a dormir, ¿qué crees?, que tu minino tiene otros planes, ha organizado un concierto nocturno y comienza a cantar y cantar: “¡Miau! ¡Miau! ¡Miau!”.

Si eres un fiel seguidor de Pet’s Life, hay otro artículo donde ya mencionamos las razones por las cuales tu michi se la pasa maullando. Y ahora nos enfocaremos en los maullidos nocturnos.

Cánticos por amor

Una de las causas más comunes de las vocalizaciones nocturnas se relaciona con la reproducción. El celo en las hembras tiende a ser muy escandaloso y las vocalizaciones las presentan por la noche. Son poliéstricas estacionales (presentan varios celos en su estación reproductiva), pero en México pueden presentar su ciclo reproductivo todo el año por la mayor cantidad de horas de luz a las cuales están expuestas, que las lleva a entrar en celo más seguido.

Esa es la razón por la cual tu gatita da sus conciertos. No es un problema de conducta, pero sí una conducta problema, que es normal en la especie, pero que resulta un problema para las personas. Otro ejemplo es el marcaje con uñas: es normal que un gato lo haga, pero el problema es que lo haga en tu sillón nuevo. Lo más sensato es esterilizar a tu michi.

Llamada de atención

Otro motivo frecuente de los maullidos nocturnos son lo que llamaremos “vocalizaciones reforzadas”, que son las que aprende a realizar como consecuencia de tu refuerzo inconsciente.

Esto quiere decir que tú mismo lo estás alentando a maullar. ¿Cómo? Todo comienza cuando lo hace para demandar cierta atención y lo que generalmente suele ocurrir es que respondas de forma verbal a esa demanda, iniciando una “charla” con el minino: “¿Qué pasó?”, “¿Qué quieres?”, “¿Tienes hambre?”, y lo que se te ocurra.

Y tu gatuno es tan inteligente que se da cuenta que para llamar tu atención sólo tendrá que usar sus maullidos para conseguir lo que desea. Ahora bien, hay gatos que son más nocturnos que diurnos, por lo tanto algunos vocalizan más en la noche que durante el día, y todo con el objetivo de demandar atención.

Estos son sólo algunos motivos de los maullidos nocturnos, pero cada gato es un mundo, por lo que la motivación de cada uno dependerá del contexto en que hagan esta conducta. Yo siempre te haré la recomendación de que acudas con tu veterinario de cabecera o con aquel especializado en comportamiento (etólogo clínico), para poder llegar a un diagnóstico conductual o clínico que pueda ayudarte a ti y a tu gatito.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA