¿Cómo hago para que venga a mí?

MVZ EMCV (EC) Aline Ixtab Morales Estrada

MVZ EMCV (EC) Alejandro Pérez Castañeda

¿ Cuántas veces te ha pasado que estás en la zona de perros, alguien llama al suyo para irse… y no le hace caso? ¿O que cuando tienes que ir tras el tuyo para atraparlo por un descuido, se vuelve un lío? Incluso nunca falta que se rompa la correa, se te zafe de las manos o jale tan fuerte que prácticamente no puedes sujetarlo…

Y lo qué pasa después, ¿cuál es la primera reacción cuando lo ves lejos de ti? Exacto: ¡corres tras él! Y ¿qué es lo que hace? ¡Corre más! Bien, pues aquí te explicaremos lo que debes aprender para evitar que todo este caos se repita y que la situación vuelva a estar bajo control.

Antes de educar a tu cachorro…

El primer paso que debes tomar en cuenta es mejorar y fortalecer el vínculo con tu perro. Esto es, cuando haga algo malo, evita regañarlo, porque eso sólo hace que se fracture el vínculo y empeore la situación. Mejor vas a decirle qué quieres de él para que esta conducta la manifieste con mayor frecuencia. Si ya sabe diversos comandos o trucos, es momento de darles una utilidad, no sólo presumas lo que sabe hacer, sino presume que lo sabes aplicar. Entonces antes de darle su plato de comida o darle un juguete, ¿por qué no le pides que haga algún truco? Esto te va a ayudar a que la próxima vez que le pidas algo, lo haga porque sabe que también conseguirá algo positivo y lo motivará a realizar esa conducta con mayor seguridad la próxima vez que se lo solicites.

Venir al llamado, paso a paso

Es un ejercicio que se puede enseñar en familia y donde lo más importante es la diversión. Antes de iniciar hay que toma en cuenta estos puntos (considera también que se dividirá en cuatro etapas).

• Necesitarás una correa larga, de 3 a 5 m; para hacerla también puedes utilizar cualquier cinta resistente de algodón que pueda atarse a su collar.

• Deben practicar cada etapa de tres a cinco días antes de pasar a la siguiente.

• Para saber si es el momentocorrectode avanzar de etapa, aplícale un examen en el que debe aprobar 9 de 10 repeticiones correctas.

• El tiempo de trabajo no debe superar los 15 minutos para no exceder su tiempo concentración.

• Los premios deben ser pequeños, de preferencia cubos de 0.5 cm.

Etapa 1

Junta a tu familia, que deberá colocarse en diferentes extremos de un cuarto. Tu peludo se mantendrá con cualquiera de sus miembros mientras otro de ellos dirá su nombre para llamar su atención, motivándolo a que se acerque. Al llegar lo premiará con alimento, ¡pero sin decirle nada! Si no hace caso pueden apoyarse de la correa para hacerlo llegar, e igualmente van a premiar al momento de su llegada.

Etapa 2

Ya en esta segunda fase vas a repetir la primera, pero al premiar con alimento debes mencionar la palabra elegida como comando (“ven”, “aquí”); también puedes hacer algún sonido que sea fácil de replicar (como un silbido), de esta forma lograrás que tu canito asocie el nombre o sonido con la acción. Tip. Siempre debes utilizar la misma palabra o sonido para hacer este comando y así evitar confusión en tu lomito.

Etapa 3

Para esta fase debe colocarse cada miembro de la familia en un extremo. Alguien le dirá la palabra elegida como comando y va a premiarlo con alimento y voz agradable siempre que llegue con esa persona que lo llamó.

Etapa 4

La cuarta etapa va a ayudarte a no sufrir si se te olvidaron los premios en casa. Aquí continuarás practicando la anterior, pero ahora cambiarás sólo la forma de premiar. Esto es, cada vez que llegue con la persona que le haya hablado seguirá premiándolo, pero de forma aleatoria (algunas veces con alimento, otras con caricias y otras con una voz agradable). Y voilà, está listo para la calle.

Importante: la Ley de Protección a los Animales de la Ciudad de México, así como la Ley de Cultura Cívica de la Ciudad de México, mencionan que todos los tutores o cuidadores de perros están obligados a colocar una correa al suyo al transitar con él en la vía pública. Hay que acatar esta ley, pero nunca está de más que tu peludo atienda al llamado ante cualquier emergencia.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA