Plantas de acuario, ¿por qué son importantes?

Tener peces no se trata de buscar adornos para tu hogar, el tener una pecera implica cuidado y respeto por las especies que están en ella. La recreación del hábitat ideal para estos seres es importante por más de una razón, principalmente porque será el hogar de seres vivos que están acostumbrados a interactuar con plantas y animales marinos.  

Las plantas son una excelente opción para agregar a tu acuario, ya que contribuyen a generar un miniecosistema, junto con otros artículos como piedras o grava, incluso troncos pequeños. Para ello requieres ciertas nociones de lo que puedes necesitar de acuerdo a los compañeros que estén cerca de ti.     

Las regiones pueden ser muy variadas puesto que el agua cubre un gran porcentaje de nuestro planeta, por lo que es necesario hacer la división de agua dulce y agua salada, además cada planta requiere de cuidados diferentes que puede variar en los gastos que se tengan que realizar para mantenerlas. En agua dulce se pueden encontrar 7 grupos:

Bulbos: Son una opción ideal para principiantes, de este grupo es necesario saber que su crecimiento puede llegar a requerir un acuario mediano o grande. Requieren de muy poco cuidado y la temperatura a la que mejor se adaptan es de 19 °C a 28 °C.

Plantas flotantes: Su principal característica es que quedan a la superficie, pueden llegar a absorber materia orgánica que se genera en el agua y aunque no en su totalidad ayuda a que la salud de los peces no se dañe con algas o microorganismos. Además poseen una gran belleza, el lirio de agua es uno de los mejores ejemplos.

Plantas tapizantes: Requiere de un cuidado especial al momento de la limpieza, para evitar desechos orgánicos en el suelo, pero si deseas un fondo en tu acuario en hermosos tonos de verde, esta planta es la opción.

Musgos: No requieren mayor concentración de CO2 para sobrevivir, son resistentes y no requieren demasiada luz del sol, por lo que no requiere demasiados cuidados.  

Rizomas o rosetas: De un tamaño pequeño y un crecimiento que no genera demasiados gastos, estás plantas te ofrecen una gran gama de colores y formas que ayudan a generar un entorno natural y alegre.

Plantas de tallo: Presentan una gran resistencia y no requiere demasiado mantenerlas, por lo que se recomienda para los principiantes. Tiene tallos delgados que poseen hojas pequeñas y algunas presentan colores muy divertidos como los tonos rosados y naranjas del género Rotalia.

Helechos: Pueden permanecer con troncos y rocas, no necesitan de una gran cantidad de luz solar y hacen lucir el acuario mostrando un lindo ambiente que beneficia a los peces.

Estas plantas en conjunto con troncos y piedras ayudarán a que los peces sigan su comportamiento natural. Procura también elegir peces que puedan convivir en paz juntos, de igual forma hay algunos que limpian el ambiente por lo que te ayudarán con la higiene de tu acuario.

Sin comentarios

    DEJA UNA RESPUESTA