Hurones y juguetes para mantenerlos en forma

MVZ. Miguel Ángel de la Torre S.

¿Es necesario hacerle un gimnasio a tu huroncito? La realidad es que no. Como difícilmente tienden a la gula, es raro padezcan sobrepeso. Sin embargo, los juguetes permitirán que mantengan una vida sana, entretenida y llena de diversión. No necesitan ser caros ni sofisticados, por lo que comparto opciones para todos los bolsillos:

1. Bolsas de polipapel: la típica bolsa del supermercado puede darle horas de diversión. Para ello es indispensable cortar por completo uno de los costados para evitar algún accidente si se mete en ella y se enrolla o gira repetidamente. Recuerda no dejar las bolsas sin supervisión de un adulto.
2. Tubos de cartón: son los que quedan cuando se termina el rollo de papel higiénico o de las toallas desechables de cocina. A muchos hurones les encanta descubrir su interior y hasta tratar de meterse en ellos; como son muy ligeros, es fácil que los rompan sin causarles algún accidente.

 

3. Cajas de cartón: disfrutan inspeccionarlas a fondo sin importar si son de cereales o de galletas, el chiste es que se metan a curiosear. Hasta puedes unir varias de ellas, hacer habitaciones, escondites e incluso niveles donde jugará muchas horas a un costo muy bajo.
4. Alberca de pelotas: es un excelente juguete para ejercitar cuerpo y mente. Muchas tienen la facilidad de adicionarles toboganes o rampas para hacer un sinnúmero de espacios nuevos de diversión.
5. Alberca de semillas: es indispensable selecciones un tipo de semilla que no pueda tragar (ni lentejas, ni arroz, tampoco frijol. ¡Te garantizo que se divertirá escarbando y buscando cómo llegar al fondo!
6. Toboganes flexibles: existen comercialmente y son muy divertidos. Algunos permiten unirse a sus jaulas, generando diseños únicos intercambiables para hacer su vida más entretenida. Y también puedes darles mucha diversión si, de vez en cuando, cambias su ubicación u orientación.

 

7. Pelotas: para generar mayor interés, amárrale un elástico y juega directamente con él, así en el momento que se le escape la pelota, brincará con facilidad o simulará una reacción, lo que llamará mucho más su atención.
8. Plumas de ave: aprovechando su instinto cazador, puedes amarrarlas a un elástico y compartir horas de diversión mientras trata de perseguir las plumas que no le permites alcanzar.
9. Carritos de control remoto: ¡suelen ser un hit!

Dato interesante. No necesitas invertir fuertes sumas de dinero para dar horas de ejercicio y diversión a tu hurón.