Entrenamiento para un perro en casa. Parte 1

En este mini curso sólo usamos refuerzos positivos, que pueden ser premios (comida), juego, o cariños. Depende de cada perro qué funciona mejor, pero en la mayoría de los casos los resultados más rápidos se logran con la comida.

Podemos usar casi cualquier tipo de comida, pero le debe de gustar demasiado al perro. De preferencia no debemos usar sus croquetas normales, ya que no los percibe como algo especial.

El tamaño de los premios debe ser lo más pequeño posible, ya que vamos a dar muchos cuando estamos trabajando en un nuevo ejercicio. Para un perro de tamaño promedio (digamos 15 kg), los premios deben de tener el tamaño de una croqueta.

Podemos usar: salchicha, cuadritos de queso, jamón, pan, palomitas, pollo (¡sin hueso!), cuadritos de carne que sobró de la comida, cheerios, o palomitas. La cantidad de premios debe de ser pequeña ya que no son realmente muy sanos. Recuerda no usar alimentos tóxicos: chocolates, uvas, pasas, etc. Hay perros que no tienen ningún interés en la comida, a ellos también los podemos entrenar, usando algo que sí les interesa. Puede ser un juguete (como una pelota, un Kong, una cuerda), o cariños.

INTRODUCCIÓN DEL CLICKER

Para que tu perro sepa de qué se trata el clicker, se lo enseñaremos de la siguiente forma: vamos a empezar con 1 click, seguido por un premio. A partir de este momento, cada vez que le des un click, ¡hay que premiarlo!, aún si le dimos click por error (o demasiado tarde, o demasiado pronto), siempre habrá que dar un premio después.

Una vez que el perro está mirando el clicker antes de que nosotros hayamos clickeado, quiere decir que entendió de qué se trata y podemos empezar a entrenar.

 

ORDEN: OJO

La utilidad de este ejercicio es siempre poder llamar la atención del perro, para que el perro esté atento a lo que nosotros hagamos y para agilizar el aprendizaje de nuevos ejercicios. Hay dos formas de enseñar esta orden: depende de cada perro y/o entrenador cuál es mejor.

Método 1: Capturar el momento.

El instante en que el perro de pura casualidad nos esté viendo a los ojos, damos click y premio. Una vez que aprendió que mirando hacia nuestros ojos se gana un premio, introducimos la orden ‘Ojo’.

Método 2: usando el ‘imán’.

Tomas un premio en la mano, dejas que el perro huela el premio, pero no se lo des. Mueves la mano con premio hacia tus ojos y el perro seguirá el movimiento. Al momento de que te esté viendo a los ojos: click + premio.

ORDEN: SENTADO

Hay tres formas para enseñar el sentado. Durante el curso usaremos el método del imán. Método del imán: El perro debe de estar parado enfrente de ti. En una mano tienes un premio. Esa mano la vas a mover arriba de la cabeza del perro, hacia atrás. El perro mirará hacia arriba para ver el premio; y casi automáticamente se va a sentar. Al momento que su trasero toque el piso: click + premio. Después de varioséxitos, se introduce la orden “sentado”. Hacer el mismo movimiento pero ya sin premio, al sentarse, ¡sí hay que premiarlo!

ORDEN: JUNTO

Esta orden es de las más importantes, así que la vamos a practicar mucho. Anteriormente este ejercicio se enseñaba a los perros utilizando castigos, nosotros lo vamos a hacer haciendo entender al perro que es divertido estar con nosotros. La orden de trabajo va a ser completamente al revés: primero, el perro va a ser lo más libre posible para que gradualmente, aprenda a estar cerca de nosotros.

Caminamos con el perro con la correa lo más larga posible; sin embargo, al momento de que por alguna razón, sin que nosotros ejerzamos alguna fuerza sobre el perro, él se acerque a nosotros, le damos click + premio. Iremos exigiendo un poco más: el perro debe de estar cada vez más cerca de nosotros, hasta que finalmente solo lo premiamos cuando va con la nariz casi tocando nuestra pierna izquierda.

 

Kees de Ruiter
Las ilustraciones son del libro ‘Clicking with your Dog, Step by Step in Pictures’
escrito e ilustrado por Peggy Tillman, Sunshine Books, Inc, Waltham