¡Cuidado con la Nochebuena!

Esta vistosa planta abunda en esta época y es casi indispensable tenerla en casa en vísperas navideñas, resultando además en el adorno perfecto y un lindo obsequio. Pero existe un lado oscuro en esta hermosa flor: ¡es tóxica!

Las Nochebuenas suelen llamar la atención de nuestros perros o gatos, por lo que se acercan a olerlas e incluso, a mordisquearlas. Si esto llegara a suceder, tu mascota sufriría signos de intoxicación casi inmediata, por lo que debes acudir a tu veterinario con urgencia.

¿POR QUÉ INTOXICA?

La savia que contiene es sumamente dañina incluso si personas la ingieren, por lo que se debe tener precaución con niños pequeños, ya que su forma y color llaman su atención. Puede provocar vómito, molestia estomacal o diarrea, inflamación o irritación de la piel que tuvo contacto con la savia. Las mascotas presentarán irritación e inflamación en hocico, lengua y mucosas, junto con lesiones ulcerativas, además de vómito y diarrea.

Su principio activo se relaciona con la producción de látex y el árbol de caucho, que son tóxicos, lo que indica que es un líquido agresivo. Incluso la tierra de la maceta puede traer fertilizantes igualmente perjudiciales, o piedras que puedan tragar y ahogarse.

Si en el jardín, el parque o la cuadra existen Nochebuenas, mantén alejado a tu perro o gato. Si dentro de tu decoración navideña de casa tienes una o acabas de recibirla, ¡no la dejes a su alcance y extrema precauciones!, especialmente si tienes un cachorro, porque tienden a ser curiosos o traviesos.

Ojo: el muérdago, otra planta popular de esta época y con la que comúnmente se hacen arreglos navideños, puede causar también dolor estomacal o diarrea, incluso en grandes cantidades ser mortal. Así que debes asegurarte de mantenerlo alejado de niños y mascotas por igual.