La edad de tu can no es como la imaginas

Un año en humanos no equivale a siete años en perros. Por primera vez se ha desafiado esta teoría que se tomaba como afirmación, para ser remplazada por una ecuación matemática, que te dará con más precisión la equivalencia entre la edad de tu compañero con la de un humano. Aunque debes saber que no tiene tanta precisión en todas las razas.

El trabajo de investigación de la Universidad de California, ubicada en San Diego, Estados Unidos y publicada por la revista Sience, indica que el ADN tiene modificaciones químicas a lo largo de la vida de un ser humano, a lo cual se le llama reloj epigenético.

La razón por la que esto es importante es que, mediante la implementación de grupos de metilo en secuencias de ADN específicas, da como resultado los hábitos en la vida de una persona, así como las enfermedades y la genética que porta cada individuo, llegando a determinar la edad y esperanza de vida de la misma.

Habiendo completado la explicación científica de cómo entender la edad humana, la Universidad de California buscó en seres que comparten la función de relojes epigénicos, centrándose en los canes como punto de partida, ya que en muchas situaciones son similares en cuanto a su estilo de vida y tratamiento médico que tienen las personas.

El labrador retriever, fue la raza que se tomó como base para la investigación, aunque sin importar su raza, todos los perros pasan por su pubertad durante sus primeros 10 meses y fallecen antes de los 20 años.

Mediante patrones de metilación del ADN (que para no hacerlo muy largo, impiden la transcripción de genes), se percataron que entre 104 perros de edades que van de cuatro semanas a 16 años, tienen una gran similitud a la de los humanos de las mismas edades.

¿Qué significa todo esto?, que los humanos comparten funciones de envejecimiento con los perros, así como otro tipo de enfermedades y fallas en las funciones derivadas por la edad. Lo que hace pensar que a través de la evolución en los mamíferos, gran parte de ellos comparten relojes epigenéticos.

Aunque similar, sí, los perros envejecen más rápido, pero sólo al principio de su vida, porque en las últimas dos décadas de un perro envejece sólo 10 años de un humano. Por lo que un perro de dos años tiene una edad de 42 años en la vida humana, uno de ocho, tendría 64, pero al llegar a los 15, únicamente habría avanzado a los 74 años en edad humana.

La fórmula para revisar la equivalencia en el reloj epigenético, de los canes al humano, debes realizarla en una calculadora científica, la cual puedes conseguir poniendo en horizontal la calculadora de tu smartphone. Para funcionar, tu can necesita tener mínimo 1 año:

(Edad del can) agregar el ln (logaritmo niperiano) y multiplicarlo por 16 sumando al final 31, el resultado será el aproximado de la edad de tu can en años humanos.