Alimentación prohibida en tortugas semiacuáticas

Existe un gran número de reptiles con hábitos alimenticios que cambian de acuerdo con la etapa de vida en la que se encuentren: muchos alimentos que durante la crianza está permitido ofrecerles, cambian de proporción cuando se convierten en juveniles e incluso a veces son prohibidos en su etapa de adultos.

TIPOS DE ALIMENTACIÓN

En el caso de las tortugas, por ejemplo, se sugiere ofrecerles una dieta con alimento balanceado, mezcla de vegetales y alimentos proteicos como peces, camarones, u otros en la etapa de crías. Pero cuando son juveniles, los alimentos de origen proteico deben ser disminuidos y ofrecerlos máximo tres veces por semana. Y tratándose de tortugas semiacuáticas adultas, los niveles de proteína en la dieta deben ser muy bajos o nulos, ya que su organismo ya no requiere de este aporte.

Las tortugas son muy selectivas a la hora de elegir su alimento y la transición de una dieta variada, como en el caso de las crías o juveniles, a una con muy baja proteína puede ser un problema, ya que será muy difícil lograr que acepten vegetales y frutas antes que pescado.

Pero si desde pequeñas se les acostumbra a comer estos alimentos, así como alimento balanceado en cantidad superior, será menos complicado hacer el cambio de dieta cuando sean adultas.

Sin embargo, hay muchos alimentos de este tipo que pueden causar irritación y problemas digestivos si no se ofrecen en la cantidad y las frecuencias correctas. Por ejemplo, frutas con alto contenido de azúcar, como el mango y la manzana (de la cual se incluye ofrecer las semillas). Algunos cítricos también están prohibidos, como es el caso de la naranja en grandes cantidades, ya que resulta irritante para su sistema digestivo.

OTRAS CONSIDERACIONES

Los alimentos balanceados que se consigan a granel o que en su etiqueta no contengan información nutrimental, no deben dárseles ya que pueden estar contaminados; en el primer caso es por la incorrecta manera de almacenaje, y en el segundo por sus ingredientes (muchas veces no están balanceados).

También queda prohibido ofrecer comida alta en proteína a tortugas adultas, incluyendo peces, camarones y alimento para humano (queso, huevo, salmón, pollo, carne de res y cerdo).

Los alimentos para perro o gato, están diseñados para el tipo de sistema digestivo que tiene cada una de estas especies, por lo tanto, tampoco debe de dárseles.

Por último, no hay que olvidar que una mala dieta en cualquier etapa de vida puede ocasionar problemas graves en la salud y el bienestar.

MVZ MVZ Thalía Rojas Ch.
[email protected]