Yorkshire Terrier

El Yorkshire Terrier proviene del mismo lugar que el Airedale Terrier y fue visto por primera vez alrededor de 1850. El antiguo Terrier Negro y Fuego está detrás de esta raza junto a otras como el Maltés y el Skye Terrier. El nombre actual fue aceptado en 1870. Las razas con cualidades de Terrier incluyen un desarrollado instinto de caza, lo que da como resultado un perro pequeño, alerta y rápido.

Otros nombres: Yorkie.

Origen: Reino Unido.

Clasificación FCI: Grupo 3: Terriers; sección 4: Terriers de compañía.

Clasificación AKC: Grupo 5 Perros de Juguete.

Estatura: no indicado.

Peso: menos de 3.2 kg.

Edad promedio: 13-16 años.

 

 

Temperamento: alerta e inteligente. Vivaz, de carácter equilibrado.

Pelaje: pelo moderadamente largo, completamente recto, brilloso; textura fina y sedosa.

Color: fuego dorado intenso, sin pelos de tonos mezclados, más oscuro a los lados de cabeza (sin extenderse al cuello), base de orejas y hocico. Azul acero oscuro de cabeza a cola y fuego intenso en pecho.

 

 

Mandíbula: mordida de tijera, uniforme, regular, completa (incisivos superiores caen exactos en inferiores).

Trufa (nariz): negra.

Ojos: medianos, oscuros, brillantes, de expresión inteligente. El borde los párpados debe ser oscuro.

 

 

Cuerpo: compacto; espalda nivelada; lomo bien sostenido; pechos con costillas moderadamente arqueadas.

Extremidades: rectas, bien cubiertas de pelo color fuego dorado con tonalidades más claras en las puntas. Pies redondos y uñas negras. En el movimiento se mantiene el nivel de la espalda recto.

Cola: anteriormente se acostumbraba amputarla. Hoy en día se prefiere larga, con pelo azul más oscuro que en el resto del cuerpo; de porte alto, va tan derecha como es posible.

Cabeza: pequeña y plana, no muy prominente o redonda.

Hocico: no muy largo.

Orejas: pequeñas, en forma de V, rectas, no muy separadas entre sí, cubiertas de pelo corto de color fuego muy oscuro.

 

Es divertido, juguetón, afectuoso, curioso y muy listo. Le encanta que le mimen y se lleva genial con los niños, siempre y cuando no jalen de su pelo u orejas. Disfruta mucho salir al exterior y dar largos paseos. El tamaño no debe engañar porque requiere mano firme, adiestramiento y socialización constantes; de lo contrario aprenderá muy malas costumbres. Requiere cepillado diario.

 

No lo confundas con…

 

Silky Terrier australiano. Ligeramente alargado de cuerpo y cabeza, con pelaje brillante y fino de hasta 15 cm; no lleva graciosos moños, ya que el pelo no le crece tanto como para taparle los ojos. Pesa entre 3.5 y 5 kg, y mide hasta 25 cm. Su color es azul-fuego o gris-fuego. Suele ser más tranquilo que el Yorkie, más curioso y menos confiado. Tiende a ser más obediente y aprende más rápido. Es pequeño, pero de temperamento vigoroso; requiere actividad física regular para no volverse destructivo o ladrador.

 

Morkie. Cruza de Yorkie y Bichón Maltés; no está reconocido como una raza al diferir en su apariencia (a veces luce más como el primero y otras como el segundo). Sus colores comunes son: negro, marrón, beige, blanco y combinaciones, aunque predomina el negro y el fuego. La textura del pelo puede variar, aunque es largo y suave. Es muy activo y juguetón, bastante sociable y le encanta jugar con otros animales. Es importante brindarle adiestramiento y educación para que no sea nervioso o agresivo.